Xiaomi no se cansa de innovar en el mercado tecnológico y es que ya nos ha deslumbrado presentando productos como su nuevo equipo el Xiaomi Mi 8 Explorer Edition en el mercado móvil, cuya carcasa nos dejará ver todos los componentes del mismo, al igual que muchos otros productos que causan un gran impacto.

En esta oportunidad nos llega con un retrovisor inteligente llamado, Xiaomi Mi Rearview Mirror Driving Recorder, cuya pantalla es IPS de 5 pulgadas y resolución de 854 x 480 píxeles. Este gadget cuenta con un control por voz en la pantalla, al que le podemos decir que se apague, encienda, que grabe un vídeo o una foto.

También permite grabar videos con una calidad de 1080p en la cámara frontal y una apertura F/1.8. El sensor Sony IMX323 con un ángulo de 160 grados, permite realizar capturas desde cualquier ángulo.

Xiaomi asegura que el retrovisor inteligente debe usar tarjetas MicroSD de 16 GB hasta los 64 GB de almacenamiento. Internamente tiene un procesador Mstar MSC8328Q, que se usa en cámaras de acción.

Esencialmente, es un espejo retrovisor inteligente que ayudará a los conductores a estacionar o llevar un registro de quién está detrás de su automóvil en la carretera, mientras ofrece otras características, como el seguimiento.

Una de las características más destacadas de este retrovisor es que te avisará si eres víctima de la inseguridad, pues cuenta con un sistema de monitoreo de estacionamiento, el cual se activa automáticamente cuando estacionamos el coche. A través de esta aplicación se puede detectar cualquier movimiento o vibración cuando el coche está parado.

Además, el sensor de la cámara viene con un campo de visión de 160 grados. Por lo que el sistema nos envía una alerta al teléfono, al mismo tiempo que graba todo lo que está sucediendo. De esta manera podremos saber si alguien ha golpeado nuestro coche o si están intentando robarlo.

La grabadora puede capturar videos a 720p, y es capaz de cambiar las cámaras de adelante hacia atrás y viceversa, según la velocidad del automóvil.

Otra novedad es que incorpora WiFi N, por lo que el retrovisor podrá ser controlado desde el móvil, brindándonos la posibilidad de poder descargar los vídeos e imágenes que hayan sido tomadas con el retrovisor.

Este producto tendrá un costo de 399 RMB, unos 53 euros al cambio. Estará a la venta a partir del día 16 de junio.