A lo largo de las últimas horas, el precio del Bitcoin (BTC) se ha recuperado hasta en un 6% desde su estrepitosa caída sufrida el miércoles pasado, neutralizando de momento la tendencia bajista que presentaba tras caer a su punto más bajo en los últimos 90 días.

El rey de las criptodivisas tocó un fondo de US$ 6108 por unidad alrededor de las 16:30 UTC del día de ayer en el reconocido exchange Bitfinex, lo más bajo que habría tocado desde el 6 de febrero, reforzando la condición de sobreventa que el índice de fuerza relativa diaria (RSI) mostraba el día de ayer.

En este sentido, el rebote y la recuperación hasta los US$ 6500 por unidad no es para nada sorprendente, y nos indicaría que el precio del Bitcoin podría haber conseguido un soporte temporal alrededor de los US$ 6100.

Sin embargo, el análisis técnico a largo plazo continúa mostrando una tendencia a la baja, y los “Bulls” querrían ver evidencias más fuertes de una reversión en la tendencia antes de ingresar al mercado con más fuerza.

Por esto, el mercado podría moverse de manera lateral en las próximas 48 horas, siendo este un escenario ideal para aquellos que disfrutan de hacer scalping cuando el precio se estabilice alrededor de los US$ 6500.

De acuerdo con la tabla de 4 horas, cuando el precio tocó los US$ 6108 por unidad, el RSI mostró un bajo más alto, lo que sería una señal de una divergencia de tendencia hacia la alza del precio.

Estos indicadores apuntarián a un rally correctivo del precio, aunque esto sólo se mantendría a lo largo del tiempo si el Bitcoin logra posicionarse por encima de los US$ 6425 (el punto más bajo del 1ero de abril) en las próximas 24 horas, en cuyo caso los US$ 7000 e incluso US$ 7380 serían escenarios posibles.

No obstante, no será fácil para el rey de las criptomonedas posicionarse por encima de esa cifra, ya que los indicadores de medias móviles (MAs) siguen apuntando a una tendencia bajista en las velas de 50, 100 y 200 medias móviles.

En consonancia con esto, las medias móviles diarias con velas de 5 y 10 días también apuntan hacia una tendencia bajista, con el precio del Bitcoin amenazado al mediano plazo, debido principalmente a su dificultad de cruzar la media móvil de 5 días (US$ 6587).

Si bien las tablas muestran unas pequeñas señales de una posible reversión en la tendencia, el escenario a largo plazo sigue apuntando hacia la baja, como se puede apreciar en el quiebre de banderines hacia la baja entre las medias móviles de 5 y 10 meses.