Muchos de los detractores de Android dicen que no les gusta ese sistema operativo porque es poco estable en su funcionamiento. Porque las aplicaciones se detienen cuando más las necesitan o hace que el teléfono se quede colgado. La realidad es que tienen un poco de razón.

Muchas veces, el smartphone y todas las aplicaciones que tenemos instaladas en él terminan colapsando, dadas las exigencias del uso que le damos. Pero también es cierto que en ocasiones ese problema de rendimiento se limita solo al mantenimiento de la caché de cada una de las apps.

A diferencia del ordenador, en Android no es posible eliminar el contenido de la caché a nivel general: debemos entrar a cada configuración de todas las aplicaciones recientemente usadas y eliminar desde allí los datos de su caché.

¿Cómo hacerlo?

Sin necesidad de tener conocimientos profundos sobre computación o telefonía móvil, aprenderás a eliminar la memoria caché de todas las aplicaciones que tienes instaladas en el dispositivo móvil Android con el fin de proporcionar mejores condiciones para que el teléfono pueda comportarse a tu altura.

Paso 1: Entra a “Ajustes” o “Configuración” en el menú. Como sabes, es el tradicional icono de la rueda de engranaje.

Paso 2: Una vez allí, haz clic en “Aplicaciones”. Allí verás todas las que has instalado.

Paso 3: Pulsa sobre aquellas apps de las que quieras eliminar los datos de su caché. Recomendamos empezar por las que crees que has usado mucho y que tenga la mayor cantidad de megabytes acumulados, como Instagram, Facebook o cualquiera app de productividad que uses.

Paso 4: Cuando hayas seleccionado una app e ingresado a su información, y si tienes Marshmallow o inferior, haz clic en “Borrar caché”. De lo contrario, si usas Nougat o superior, lo primero que verás es una opción llamada “Almacenamiento”, allí está el ítem relacionado a la memoria caché.

Si crees que el problema persiste, podrías ocupar esa misma opción de Almacenamiento para borrar los datos asociados a la aplicación, y así realizar una limpieza casi total.

Estas son las opciones que Android nos ofrece para que todos sus usuarios hagamos mantenimiento frecuente a nuestros dispositivos. Cada persona sabrá hasta donde llegar para poder solucionar un problema de rendimiento. El último paso sería desinstalar la app en cuestión.