La entrega de paquetes con drones se está convirtiendo en una alternativa cada vez más atractivas en algunas compañías minoristas como Amazon, quien ha patentado diversos sistemas de entrega basada en esta tecnología. Asimismo, Ele.me, propiedad de Alibaba, comenzó a probar recientemente las primeras rutas aéreas de China para que sus drones entreguen paquetes con alimentos en tiempo real.

En el sector de la salud, hemos visto cómo han sido utilizados drones para entregar muestras de laboratorio a hospitales en Suiza. Sin embargo, esta alternativa está pensada para la ciudad. En el caso de los pacientes y médicos que viven en zonas rurales, uno de los grandes problemas es que transportar medicamentos e insumos a estas zonas es costoso, además del tiempo que tienen que esperar los pacientes para recibirlos por la lejanía de los proveedores.

Un grupo de investigadores de las universidades de Texas A&M, Houston y Lamar, en Estados Unidos, creen que los drones tienen el potencial de aliviar algunas de las cargas que soportan los pacientes y el personal de atención médica en zonas rurales.

A pesar de que existe poca información sobre el funcionamiento de la entrega de insumos médicos con drones, los investigadores desarrollaron modelos matemáticos con el objetivo de analizar los costos y la logística que implica el desarrollo de centros de operación con drones, así como también determinar la cantidad apropiada, el tipo de drones y las rutas de entrega más óptimas.

La publicación menciona que acceder a atención médica es un desafío para los estadounidenses que viven en zonas rurales, ya que estas cuentan con menos proveedores especializados, hospitales y otras instalaciones médicas. Asimismo, los pacientes de estas zonas deben viajar largas distancias para recibir atención, lo que representa un obstáculo, sobre todo para las personas de la tercera edad.

El enfoque planteado por los investigadores, incluye, además de la entrega de insumos con drones, la realización de teleconferencias entre pacientes y médicos. Sin embargo, se trata de una alternativa aún lejos de ser posible, teniendo en cuenta que la atención médica por Skype no sustituirá jamás la presencia de un médico frente al paciente.

Murray Cote, profesor de Texas A&M, afirmó que los drones podrían ayudar a superar algunos de estos problemas al permitir el transporte de medicamentos y kits de prueba, tareas que no requieren la interacción directa médico-paciente. En este sentido, los proveedores de atención primaria podrían concentrarse más en pacientes que necesitan atención práctica.

Los investigadores analizaron dos modelos, uno de los cuales le permitiría encontrar la cantidad óptima de ubicaciones para los drones, y el otro modelo les permitió analizar cómo realizar la recolección y entrega de forma más eficiente y rentable.

El análisis reveló una disminución abrumadora en los costos y el tiempo para los pacientes y una mejor prestación de atención para los proveedores. Según Cote, estos modelos representan un primer paso para el desarrollo de alternativas para operar centros de drones que atiendan a pacientes en zonas rurales con enfermedades crónicas.

Sin embargo, los expertos reconocen que es necesario continuar investigando para ampliar el trabajo, con modelos que permitan analizar los pesos de los paquetes, el consumo de batería de los drones y las formas de priorizar a ciertos pacientes.

Referencia: Drone-Aided Healthcare Services for Patients with Chronic Diseases in Rural Areas. Journal of Intelligent & Robotic Systems. October 2017, Volume 88, Issue 1, pp 163–180. DOI: 10.1007 / s10846-017-0548-z.

Más en TekCrispy