Con cada vez más países a favor de regulaciones restrictivas en contra de las criptomonedas, el campo de desarrollo se puede ir acortando en el panorama del futuro digital financiero.

Aún así, todavía existen quienes creen en su potencial y mantienen una postura flexible, a la espera de lo que deparará su desarrollo en la industria. Este es el caso del gobierno alemán, quien recientemente comentó que las monedas digitales en realidad no ponen en peligro la estabilidad financiera de las naciones; sin embargo, también enfatiza la necesidad de establecer medidas regulatorias para mantener el control del mercado.

De acuerdo con los voceros del gobierno federal, el volumen de transacciones de criptomonedas es relativamente bajo comparado con el sistema financiero tradicional, por lo que no podría presentar una amenaza a la estabilidad del mismo.

Por su parte, las autoridades del gobierno federal también enfatizaron la importancia que el comercio vaya en cumplimiento con o, por lo menos, reciba la aprobación de la Comisión de Supervisión Financiera Federal (BaFin). En este sentido, los voceros comentaron que:

Con el fin de abordar los riesgos de Bitcoin y otras criptomonedas, ya existen regulaciones importantes en Alemania: por ejemplo, las casas de cambio en alemania deben seguir las mismas normas contra el lavado de dinero que otros proveedores de servicios financieros, especialmente cuando se trata de identificar a los clientes o políticas de ‘know your customer’ (KYC).

Asimismo, agregaron lo siguiente:

Hay una necesidad de una acción coordinada a nivel europeo e internacional. Por lo tanto, el Gobierno Federal está presionando para un manejo armonizado de las normativas.

Otros defensores de las monedas digitales han tomado la delantera anunciando los beneficios que traen para el mercado moderno y advirtiendo que las medidas regulatorias deberán ir de la mano con su desarrollo y no para detenerlas.

En este sentido, el pasado 4 de mayo, el ministro de finanzas de Luxemburgo, Pierre Gramegna, afirmó que el mercado tiene espacio suficiente para aceptar a las criptomonedas, las cuales, en su opinión, pueden coexistir con el dinero fiduciario.