La Corte de la ciudad rusa de Tobolsk ha vetado temporalmente la importación de equipos de criptominería, reportaron los medios locales a finales de la semana pasada, tras fallar en favor de la oficina de correos rusa que impidió a un criptominero retirar sus equipos de minería comprados online para uso personal.

De esta forma, la ciudad de Tobolsk ha vetado de forma inmediata la importación de equipos de criptominería, independientemente del tipo de aparato y uso destinado para el mismo, de acuerdo con el sitio web de la Federal Customs Service de Rusia.

De acuerdo con la oficina Rusa, las medidas de no regulación de tarifas (de la Comisión Económica Eurásica) se aplican a este tipo de bienes (equipo de minería), y por ende, su importación o exportación debe ser restringida.

Asimismo, el ente se pronunció indicando que debían solicitare permisos adicionales: información acerca de la notificación o conclusión emitida por el Servicio de Seguridad Federal de Rusia, documentación que nunca fue recibida y por ende, el permiso de importación fue denegado.

En respuesta a esto, el minero presentó una apelación a la corte de la ciudad, indicando que el aparato era para “su uso personal y para cálculos matemáticos y científicos”, argumento rechazado por el ente judicial, debido a que las restricciones de importación y exportación no dependen de la finalidad del aparato en cuestión.

Es importante señalar que esto ocurre en el marco de unas futuras regulaciones que el gobierno ruso pretende emitir sobre las criptomonedas y el uso de blockchain, por lo que puede esperarse que este veto se mantenga en el futuro cercano, al menos hasta el anuncio de estas nuevas regulaciones.