A pesar de que el sitio web de entretenimiento para adultos, Pornhub, ha tomado medidas enfáticas contra los DeepFakes, que sustituyen los rostros de actrices en los videos porno por la cara de cualquier persona, todo indica que la compañía está utilizando rostros de otras personas en sus anuncios sin su consentimiento.

Al menos ese es el caso de Edward Kelly, un ciudadano de New Jersey que ha demandado a MindGeek, propietaria del sitio de pornografía, luego de que un amigo le dijo que vio su rostro en un anuncio dentro del sitio web. Una publicación de CourierPostOnline reveló que la foto en cuestión era una selfie de Kelly, donde llevaba una gorra de los Piratas de Pittsburg colocada ligeramente hacia un lado y sosteniendo un abanico de billetes de US$ 100.

Al parecer, el anuncio con la foto de Kelly incluye un mensaje que traducido dice: “Haz US$ 725 por día como yo” y “Mira como lo consigo”, tal y como se muestra en la siguiente imagen.

La demanda en cuestión fue presentada ante la corte estatal y luego fue trasladada a la corte federal de Nueva Jersey, y afirma que la foto fue tomada por Kelly, y que el equipo de publicidad de Pornhub encontró la foto en Internet y la utilizó sin su permiso.

Lo más sorprendente del caso es que la demanda afirma que la fotografía ha aparecido en Pornhub al menos durante seis años, por lo que las personas que vieron el anuncio podrían creer que en efecto, Kelly autorizó que su imagen apareciera en dicho sitio web emitiendo ese mensaje. Una declaración del vicepresidente de Pornhub, Corey Price, enviada a los medios, afirma:

Aunque generalmente no comentamos ante los tribunales anteriores, nos gustaría aclarar que Pornhub no creó el anuncio en cuestión. Nuestros anuncios publicitarios se ejecutan a través de redes de terceros, en las cuales los anunciantes colocan directamente su contenido.

Por su parte, la empresa MindGeek no ha emitido una declaración sobre la demanda emitida por Kelly, quien ha exigido US$ 3 millones por ‘angustia emocional’, daño a su reputación y evidentemente, las ganancias generadas por el anunciante durante los 6 años que el anuncio lleva circulando en la web.