Créditos: Korean Exposé

La pornografía por SpyCam o cámaras ocultas ha crecido de manera considerable en Corea del Sur. Según un estudio publicado por Exposé de Corea, el 24.9 por ciento de los delitos sexuales en el país involucraron cámaras en 2015, un crecimiento elevado comparado con el 3.6 por ciento reportado en 2006.

Estos casos se han incrementado en gran parte, debido a las “condiciones” que toma en cuenta el gobierno para enjuiciar cuando los hombres cometen delitos sexuales. Es por eso que miles de mujeres coreanas decidieron salir a las calles a protestar por sus derechos, en vista de los claros problemas de discriminación de género y sexismo en el país.

Unas 22,000 mujeres se congregaron en Seúl, Corea del Sur, este sábado 10 de junio, para protestar contra el “Spycam” o pornografía espía, conocida como “molka”, donde la privacidad de las mujeres es expuesta por grabarlas sin autorización.

Esta ha sido la manifestación más grande hecha por mujeres, en toda la historia de Corea del Sur, según una periodista de AFP. En la protesta, también se exigió mejoras en las leyes e investigaciones con respecto a estos crímenes.

Durante la marcha mostraban pancartas con mensajes como “Mi vida no es tu porno“, mientras gritaban “¡Aquellos hombres que espían! ¡Aquellos que lo suben! ¡Aquellos que lo ven! ¡Todos deben ser arrestados y enfrentar severas consecuencias“.

Las manifestantes se afeitaban la cabeza para objetar las fallas de su gobierno, ante su incapacidad de enjuiciar a los hombres que cometen delitos sexuales.

Reclamamos nuestro derecho a desafiar las condiciones existentes que agravan la discriminación sexual. Estamos planteando problemas incómodos “, dijo una de las manifestantes.

Las mujeres coreanas manifestaron vestidas de rojo, movidas por la indignación y la injusticia a la que son sometidas en ese país, además que el acoso se ha vuelto incontrolable, puesto que deben cuidarse a donde sea que vayan, ya que estas cámaras están ocultas en lugares tan comunes como una estación del metro, autobuses, taxis, supermercados, hasta los más privados como los baños. Incluso, en el estudio indicado anteriormente, también señalaron que los hombres colocan cámaras en sus zapatos para tomar fotos debajo de las faldas. Esto, ante la vista gorda del gobierno de Corea del Sur, debido a que son mujeres las afectadas.

La gota que rebasó el vaso ocurrió luego que una mujer coreana fue arrestada por subir una foto de un modelo desnudo. La policía fue criticada por investigar y castigar rápidamente al perpetrador cuando es una mujer, sin embargo, cuando las mujeres son víctimas, suelen enfrentar el sexismo, el escepticismo y la falta de urgencia por crímenes similares o peores.

El arresto llevó a que 300,000 personas firmaran una petición a la Casa Azul, la oficina ejecutiva de Corea del Sur, exigiendo investigaciones en relación a igualdad de género y casos de violencia sexual en línea.

Los manifestantes señalaron que, aunque las autoridades tardaron una década en cerrar SoraNet, un sitio donde los hombres distribuyeron spycam revenge porno, les llevó menos de dos semanas iniciar una investigación sobre WoMad, un polémico sitio feminista de Corea del Sur donde se distribuyó la foto desnuda del modelo masculino.

A menudo se les dice a las mujeres coreanas que son demasiado sensibles cuando cuestionan el status quo, y que se sienten incómodas por estar cerca”, dijo a Korean Exposé un organizador anónimo de la protesta del sábado, llamada “The Courage to Be Uncomfortable“.

De acuerdo con el reporte,  las autoridades afirman que, en 2017, el 96 por ciento de las personas arrestadas colocando cámaras ocultas fueron hombres, o sea 5, 537. De este número, sólo 119 recibieron un castigo.

En el siguiente video de Youjin Do/Korea Exposé) te dejamos un resumen de la histórica manifestación del 9 de junio.