Ni Os

Prácticamente nadie tiene recuerdos de la primera infancia; este fenómeno desconcertante se conoce como amnesia infantil y se distingue por la incapacidad de los adultos para rememorar recuerdos de los años anteriores a la edad de hasta cuatro años; en qué momento llega esta “amnesia” es un poco diferente para todos, pero con frecuencia se encuentran personas que no recuerdan nada antes de la edad de seis años.

Sigmund Freud, el primer investigador en desarrollar la teoría de la amnesia infantil, creía que los recuerdos de la infancia son reprimidos y por ende olvidados. Sin embargo, las teorías modernas se centran en el desarrollo cognitivo y social como un importante predictor de la amnesia infantil.

Al nacer, el cerebro de un bebé contiene alrededor de 86 mil millones de neuronas. Usando esta maquinaria neuronal, los bebés absorben información, y su cerebro forma entre 700 y 1.000 nuevas conexiones sinápticas por segundo. Es una hazaña increíble de aprendizaje y un rápido período de desarrollo.

Una posible explicación del fenómeno es la falta de desarrollo neurológico, es decir, el perfeccionamiento de partes del cerebro que se encargan del almacenamiento y la recuperación de recuerdos episódicos.

Por ejemplo, algunos investigadores creen que el desarrollo y funcionamiento de la corteza prefrontal es crucial para la creación de recuerdos contextualizados. Se supone que la corteza prefrontal y el hipocampo son cruciales para el desarrollo de recuerdos autobiográficos, por lo que importante destacar que estas dos estructuras cerebrales se desarrollan alrededor de los 3 o 4 años de edad.

Según esta explicación, la amnesia infantil no se debe a la pérdida de recuerdos a lo largo del tiempo, como había sugerido Freud, sino más bien a la falta de almacenamiento de estos recuerdos.

Alguna evidencia ha sugerido que la amnesia para los eventos que ocurren en la primera infancia (antes de los 2 años) podría explicarse, al menos en parte, por las dificultades para recordar verbalmente los recuerdos codificados antes de la adquisición del lenguaje.

En línea con esto está el hecho de que el vocabulario se adquiere entre la edad de 2 y 5 años, lo cual es consistente con el período de tiempo en que se pueden tener los primeros recuerdos.

Los investigadores no saben con certeza si la amnesia infantil se produce debido a la falla en la recuperación de la memoria o al fracaso de su almacenamiento, pero algunos suponen que los recuerdos están ahí, y que las conexiones para acceder a ellos se han perdido, tal vez en un proceso de poda sináptica.

A estas alturas, lo único que está claro es que el estudio de la memoria, y en particular la falta de memoria, es un esfuerzo complicado. Por ahora, por qué olvidamos nuestros primeros años de vida es un extraño enigma que apenas estamos empezando a desentrañar.

Referencias:

Infantile amnesia: A neurogenic hypothesis. Learning Memory, 2012. https://doi.org/10.1101/lm.021311.110

Ontogeny of memory: An update on 40 years of work on infantile amnesia. Behavioural Brain Research, 2015. https://doi.org/10.1016/j.bbr.2015.07.030

Childhood amnesia. Wiley Interdisciplinary Reviews, 2010. https://doi.org/10.1002/wcs.107

Más en TekCrispy