Abeja

Los insectos en general y en particular las abejas, de vez en cuando nos sorprenden con lo que son capaces de hacer. La más reciente prueba de esto nos la presenta un estudio que demostró que las laboriosas abejas tienen una comprensión primitiva del concepto de cero, un hallazgo que marca la primera vez que se ha observado esta habilidad en un insecto.

Anteriormente, esta capacidad sólo ha sido observada en vertebrados más desarrollados, como los primates, delfines y loros, pero el hecho de demostrar que las abejas pueden captar la abstracta noción matemática de la nada, fue una sorpresa para los investigadores, debido a lo pequeño de sus cerebros.

La abeja más grande del mundo ha sido redescubierta

El cerebro de una abeja tiene menos de 1 millón de neuronas, lo cual es sumamente inferior a las 86 mil millones de neuronas que tiene el cerebro humano, y sin embargo, es capaz de comprender un concepto que los humanos, según algunas mediciones, no comienzan a entender sino hasta la edad preescolar.

El equipo de investigadores del Instituto Real de Tecnología de Melbourne llegó a esta conclusión al someter a las abejas a pruebas matemáticas visuales, basadas en carteles blancos con diferentes cantidades de formas negras.

Al recompensarlas con comida, el equipo entrenó a un grupo de abejas para que volara hacia los carteles con mayores cantidades de formas negras, mientras que a un segundo grupo se le dio comida para que volaran hacia los carteles con menos formas.

Una vez que las abejas del grupo “menores que” descubrieron que tenían una recompensa dulce por aterrizar en los carteles con la menor cantidad de formas, los investigadores fueron paulatinamente reduciendo la cantidad de formas en los carteles, hasta que presentaron un cartel en blanco.

Las abejas entendieron que esta carta representaba cero con una sorprendente precisión superior al 80 por ciento.

Los investigadores observaron que para las abejas resultó más difícil distinguir cero de los números más bajos, como uno o dos, en comparación con números como cuatro, cinco o seis. Este fenómeno, llamado “efecto de distancia numérica”, se ha observado en niños y primates, y sugiere que las abejas interpretan los números como parte de una línea continua.

Las abejas muestran una preferencia de girar a la derecha en espacios abiertos

La investigadora Scarlett R. Howard, afiliada al Laboratorio de Percepción Digital de Inspiración biológica del IRTM y coautora del estudio, explicó:

“A las abejas se les hizo más fácil cuando tuvieron que comparar cero con un número mayor. Cuando les mostramos cero versus seis, acertaron en un nivel mucho más alto que cuando les mostramos cero versus uno; esto sugiere que las abejas consideran cero como una cantidad real a lo largo de la recta numérica. En realidad, son mejores al escoger cero versus seis porque esos dos números están más separados.”

Al demostrar que incluso los cerebros pequeños pueden comprender conceptos complejos y abstractos, el hallazgo abre la posibilidad de desarrollar nuevos enfoques más simples para desarrollar la Inteligencia Artificial.

Referencia: Numerical ordering of zero in honey bees. Science, 2018. https://doi.org/10.1126/science.aar4975

Más en TekCrispy