Bitcoin Cash (BCH) fue creado tras un hardfork de Bitcoin con la intención de solventar el problema del alto precio de las transacciones de Bitcoin y facilitar la vialidad de las criptomonedas para el uso de transacciones diarias.

No obstante, aparentemente tan sólo un 10% de los tokens de Bitcoin Cash disponibles estarían siendo utilizados para tal propósito, con el 90% de los tokens restantes siendo holdeados por los traders e inversores.

Un estudio reciente publicado por la reconocida firma de inteligencia de blockchain Chainalysis indica que la mayoría de los inversionistas del mundo cripto siguen viendo al BCH como una criptomoneda digna de acumular, en lugar de utilizarla para sus transacciones, con el valor de BCH almacenado en wallets siendo hasta 10 veces superior al circulante en trades, mientras que el BTC estaría repartido en cantidades casi iguales entre wallets y transacciones.

Para realizar esta investigación, la firma dividió los suministros totales de BTC y BCH en “agregados monetarios”, es decir, simples categorías que sirven para medir el suministro monetario en una economía basada en la liquidez.

De este modo, las 4 categorías incluían monedas especulativas – frecuentemente movidas en montos muy pequeños -, monedas de servicios transaccionales – acumuladas por exchanges y plataforma de liquidez para facilitar transacciones -, monedas de inversión – acumuladas en grandes cantidades en wallets individuales por un largo período de tiempo -, y monedas perdidas que no son accesibles.

Posteriormente, procedieron a analizar individualmente el Bitcoin Cash, concluyendo que mientras el radio de transacciones e inversiones de Bitcoin es de casi de 1 a 1, para Bitcoin Cash sería de 1 a 10, lo que significaría que el 90% de los tokens existentes rara vez son utilizados para transacciones.

Escribir un comentario