Google Proyecto Maven Pentagono

El Proyecto Maven, es una iniciativa de las Fuerzas Armadas Militares de EE.UU desarrollada en conjunto con Google; este proyecto del Pentágono se inició hace un año como un programa piloto, con el fin de acelerar la vigilancia militar automatizada aplicando la tecnología basada en IA. Hace pocos meses, se conoció que los empleados de Google firmaron una carta abierta, para que su CEO diera por finalizada la participación de la compañía en dicho proyecto, debido a que daña la reputación la marca. Ahora, después de varias protestas, los directivos parecen haber escuchado a sus empleados, pues aseguran que la compañía no renovará el contrato el próximo año.

De acuerdo con un reporte reciente de Gizmodo, el Director Ejecutivo de Google, Sundae Pichai informó a sus empleados que la compañía no renovaría el contrato del Proyecto Maven en 2019.

Recordemos que el pasado mes de abril, 3.100 empleados de la compañía de Mountain View, firmaron una carta abierta para solicitar que la empresa retirara su participación en el proyecto del pentágono, alegando que la participación de Google en la “vigilancia militar” podría “dañar irreparablemente la marca y su capacidad de competir por talento“.

Creemos que Google no debería participar en el negocio de la guerra. Por ello, pedimos que se cancele el Proyecto Maven y haga pública una política clara que establezca que ni la compañía, ni sus contratistas construirán jamás tecnología de uso bélico“, es parte de lo que señalaban los empleados firmantes en el documento.

Me complace ver que los líderes de Google están escuchando a sus empleados, que como yo, piensan que sería un grave error para la compañía hacer contratos militares“, dijo Yoshua Bengio, profesor de informática en la Universidad de Montreal en Canadá y un pionero en la investigación del aprendizaje profundo.

Votantes de EE.UU. consideran innecesario "separar" a los gigantes tecnológicos

El Project Maven, también conocido como Algorithmic Warfare Cross-Functional Team, inicialmente se enfoca en el uso de drones militares que emplean algoritmos basados en técnicas de Inteligencia Artificial, como aprendizaje profundo y machine learning (aprendizaje automático), para identificar de manera más precisa personas u objetos en video. Tales tecnologías de vigilancia automatizada ya existen en cierta medida, y podrían ahorrar horas incontables de trabajo a los analistas humanos del Pentágono, mientras revisan imágenes de vigilancia tomadas por grandes drones militares en países como Siria, Irak y Afganistán.

Sin embargo, la idea de desarrollar tecnologías de vigilancia automatizadas para el uso del ejército de los EE. UU, no fue bien recibida por los empleados de Google y en la carta firmada aseguran que tales capacidades de vigilancia, podrían usarse fácilmente para ayudar en ataques con drones y otras misiones con “resultados potencialmente letales“.

Sin duda, algo que va en contra del principio “Don’t be evil” de la marca.

Cabe destacar que la no participación de la compañía en el Proyecto Maven, no significa que Google necesariamente ocultará toda su tecnología de ingeniería del Pentágono.  Después de todo, Eric Schmidt, ex presidente ejecutivo de la compañía de Mountain View y actual asesor técnico de la empresa matriz de Google Alphabet, sigue siendo miembro de Defense Innovation Board, una organización de asesoramiento para el ejército de los EE. UU.

Más en TekCrispy