Exoesqueleto Iron Man Ejercito Eeuu

No hace falta tener un conocimiento amplio en tecnología robótica para creer que es posible que en el futuro cercano las fuerzas militares utilizarán trajes inteligentes basados en exoesqueletos robóticos al mejor estilo de Iron Man. Una publicación de Warrion Waven revela información perturbadora sobre lo que las fuerzas militares estadounidenses planean en este sentido.

Diversos tecnólogos de todo el mundo han emitido constantes advertencias sobre el uso de Inteligencia Artificial y robótica en el sector militar, sin embargo, parece que ante los ojos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), continúa en desarrollo de armas inteligentes que podrían convertirse en una amenaza real para el ser humano en general.

El periodista Kris Osborn hace un repaso en su artículo de las nuevas tecnologías que actualmente está probando el ejército de EE.UU, basadas en exoesqueletos robóticos para soldados, diseñados para el combate y el apoyo de soldados en sus misiones, además de generar electricidad, suministrar energía a sistemas de armas y reducir el peso de la carga en las tropas en la guerra.

Sin embargo, falta aún tiempo para ver esta tecnología desplegada de manera oficial, ya que según el medio, esta tecnología está diseñada para hacer su aparición en unos 10 o 20 años. En una entrevista a Warrion Waven, Nathan Sharps, ingeniero mecánico del Centro de Investigación de Comunicaciones Electrónicas, Desarrollo e Ingeniería del Ejército (CERDEC), dijo:

El diseño es para un exoesqueleto de recolección de energía para abordar las necesidades de los soldados equipados. El sistema puede proporcionar energía y movimiento mientras el soldado está en marcha.

En caso de que sea implementada esta tecnología supone un gran avance, debido a que actualmente el uso de baterías trae dificultades al combate por la imposibilidad de recargar y las dificultades de transporte por su peso. Por ejemplo, un soldado con un generador portátil de 15 kilogramos que además lleve el peso de sus armas, municiones y equipos para comunicarse en una misión, ve su rendimiento disminuido por el peso.

Sharps indicó además que gran parte de las bajas que se dan en el ejército durante combate ocurren durante el reabastecimiento de energía. Por ello, esta tecnología no solo ofrece la posibilidad de recargar energía mientras los soldados se mueven, sino que alivia la tensión en sus articulaciones y músculos debido al exoesqueleto, y reduce la cantidad de calorías que queman los soldados.