Ceokik

Cuando de nuevas tecnologías se trata, especialmente en lo relativo a la Blockchain y comercios con monedas digitales, han surgido círculos de ávidos opositores que se mantienen, digamos, con una mentalidad algo pesimista.

Este es el caso del CEO de Kik, Ted Livingston, quien remarcó su punto de vista negativo sobre las aplicaciones basadas en la ledger distribuida.

Durante una conferencia sobre criptomonedas en el ‘True North Tech’ en Waterloo este miércoles, Livingston comentó sobre sus propias experiencias en el sector digital, señalando que:

Casi nadie debería estar pensando en desarrollos con Blockchain. […] A menos que intentes construir una de las criptomonedas más utilizadas en el mundo, es muy poco probable que la Blockchain genere valor para ti.

El CEO ha mostrado tener poca credibilidad hacia las nuevas soluciones descentralizadas. De hecho, piensa que la Blockchain, en parte, depende del factor confianza.

Además, comentó que los líderes suelen depender de la ‘escasez digital’, que sólo permite la emisión de una cantidad limitada de tokens, lo que incentiva más la desconfianza entre competidores.

En este sentido, Livingston enfatizó lo siguiente:

¿Qué hace la Blockchain al final del día? Te permite tener una base de datos sin confianza. Eso se puede aplicar de muchas maneras, pero la mayoría de esas formas, todavía se necesita confianza. La Blockchain puede crear un libro público incorruptible que les diga a los clientes, por ejemplo, cada etapa del proceso, desde el punto en que atrapan a un pez, hasta cuando llega a su mesa en un restaurante. Pero, eso no es muy bueno si el pescador miente sobre dónde lo atrapó.

No obstante, Ted opina que, tal vez, lo único positivo de estas tecnologías es, lo que él llama, ‘la computadora bitcoin’. Aunque en realidad esto no existe, a lo que se refiere el CEO es al hecho que el proceso tras la producción del bitcoin y criptomonedas es en realidad “100.000 veces más potente que cualquier otra supercomputadora”, lo que podría traer un gran valor al mercado financiero en el futuro.

Cabe destacar que, hace un tiempo, Livingston lanzó su propia ICO (Oferta Inicial en Criptomonedas), con la cual recaudó un estimado de US$100 millones para el desarrollo de una aplicación de mensajería para su empresa ‘Kik’.

Durante el lanzamiento de su ICO, Livingston tuvo que recurrir a crear su propia plataforma en Blockchain, debido a fallas encontradas en la Blockchain de Ethereum, que utilizó su equipo en primera instancia.

Por su parte, el lanzamiento de la aplicación de mensajería fue anuinciada hace unos meses, tras la finalización de la ICO; aunque aún no hay una fecha concreta sobre el inicio oficial de sus operaciones.