100 millones de fotogramas por segundo (fps). Esa es la velocidad a la que graba una de las cámaras de video de alta resolución más sofisticadas creadas hasta la fecha. Sin embargo, sus aplicaciones no tienen nada que ver con entretenimiento, puesto que su objetivo es contribuir con el mejoramiento de las tecnologías actuales para el tratamiento de diversos tipos de cáncer.

El Secretario de Negocios del Reino Unido, Greg Clark, anunció el lanzamiento del Rosalind Franklin Institute, donde esperan desarrollar esta cámara ultrarrápida para obtener imágenes de tejidos con mayor sensibilidad y resolución que cualquier otra herramienta disponible en la actualidad.

Según el comunicado oficial del instituto, la cámara permitirá el desarrollo de nuevas técnicas donde se utilizan luz y sonido para detectar y tratar enfermedades, incluidas algunas de las formas más letales de cáncer, como los tumores del páncreas o del cerebro. El uso de la tecnología tendría efectos secundarios mínimos para los pacientes.

Esta herramienta se desarrollará mediante una colaboración entre un equipo académico de la Universidad de Oxford y una startup del Reino Unido llamada Invisible Vision, especializada en imágenes de alta resolución y grabación de alta velocidad. Una vez concluido el proyecto, la cámara se ubicará en el Instituto Rosalind Franklin y estará a disposición de los investigadores del Reino Unido y del resto del mundo.

La quimioterapia es uno de los tratamientos más conocidos para el cáncer, y permite utilizar medicamentos poderosos para eliminar las células cancerosas o impedir su proliferación en otras zonas del cuerpo. Los medicamentos en cuestión se introducen en el torrente sanguíneo y se absorben en el tejido circundante. En este sentido, Eleanor Stride, profesora de Oxford, dijo:

Un desafío importante con los métodos actuales de administración de fármacos contra el cáncer es que dependen de las moléculas activas que llegan y entran a las células tumorales por difusión. Esto hace que sea difícil garantizar que todas las partes de un tumor sean tratadas y produce terribles efectos secundarios debido a grandes volúmenes de tejido sano que también absorben el medicamento. Necesitamos encontrar una mejor alternativa para llevar estos medicamentos a las células cancerosas de manera específica, rápida y efectiva.

Stride continuó afirmando que el enfoque que actualmente manejan consiste en introducir partículas inocuas en el torrente sanguíneo y luego emplear ultrasonidos para activarlas, con el fin de liberar el fármaco en un sitio específico y ayudar a conducirlo al tumor para llegar a todas las células malignas dentro de él.

La cámara será un elemento clave de la capacidad central del proyecto RFI INSIGHT, que se enfocará en el desarrollo de tecnología para imágenes y terapia a través de la inserción de luz y sonido. Será la primera cámara del mundo que capturará hasta 100 millones de fotogramas individuales por segundo a una resolución de 1 megapíxel y operar en un amplio espectro óptico, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo.

La cámara ayudará a los investigadores a comprender los mecanismos biofísicos detrás de la administración de fármacos, lo que es fundamental para optimizar y perfeccionar el suministro de medicamentos a través de ultrasonido.

Escribir un comentario