Maxresdefault

Stefan Thomas, antiguo CTO de Ripple decide ir en contra de Ethereum al lanzar su novedosa plataforma de contractos inteligentes tras desvincularse de la multimillonaria compañía a finales de mayo del presente año.

Thomas decidió concentrarse en innovar Codius, un proyecto de código abierto que Ripple lanzó en versión beta en el año 2014, pero que decidió descontinuar el año siguiente, y que ahora servirá de pilar para la nueva compañía de Tomas; Coil.

Mediante el uso de Codius, la compañía aspira cambiar la forma en la que las páginas web monetizan su contenido, prescindiendo de las formas convencionales que imperan hoy en día, como anuncios, paywalls e incluso el uso indiscriminado de la data de los usuarios, como se mostró en el escándalo reciente de Facebook.

Para este proyecto, Coil aspira utilizar Interledger, un protocolo de código abierto desarrollado por Ripple para enviar dinero a través de distintos ledgers, lo que permitirá a los navegadores de los usuarios realizar micropagos a los sitios web que visiten.

Utilizando esta plataforma, el pago podría incluso distribuirse, por ejemplo; entre todos los responsables por la producción de una película cada vez que un usuario la ve, no en forma de pagos por lotes sino en pequeñas transacciones.

El anuncio de la implementación de este protocolo viene acompañado de instrucciones para cargar y hostear los contratos inteligentes de Codius, para incentivar a los dueños de sitios web a implementar esta tecnología de inmediato, obteniendo una respuesta bastante positiva por parte de varios desarrolladores.

De esta forma, grandes de la industria como Telindus indicaron que utilizarían Codius para impulsar un nuevo modelo de negocios electrónicos, mientras que Josh Williams (desarrollador de juegos) comentó que planeaba utilizar esta plataforma para el desarrollo de productos de su nueva compañía de gaming.

El lanzamiento de Codius pudiera representar un duro golpe para Ethereum, debido a que apunta a comisiones de transacciones mucho más bajas, además de una velocidad de procesamiento mucho mayor debido a que sólo necesitaría verificación de 21 nodos en contraposición a las grandes redes de Ethereum.