Ny

En un anuncio reciente, uno de los centros de datos de minería de criptomonedas más grande del mundo inició operaciones en Massena, Nueva York, el cual cuenta con una capacidad de 435 megavatios en más de 5.200 kilómetros cuadrados.

Por su parte, una de las filiales del centro de procesamiento de datos de ‘North Country’, Coinmint, comentó que las instalaciones de Nueva York se enfocarán principalmente en la minería de las criptomonedas más valoradas en el mercado, como el bitcoin (BTC), Dash y Ethereum (ETH).

Asimismo, Kyle Carlton, un vocero de Coinmint, señaló lo siguiente:

Los ciudadanos del área y su energía hidroeléctrica, una alternativa ecológica a los recursos energéticos menos sostenibles utilizados en otros centros de procesamientos de datos de infraestructura de activos digitales, fueron el catalizador de nuestra mudanza y serán las razones fundamentales para una expansión continua. Los costos de electricidad reducidos nos permitirán competir en el mercado global de divisas digitales que ha estado emergiendo a una alta velocidad.

Cabe destacar que la compañía ya ha invertido más de US$50 millones en las nuevas instalaciones, sumados a otros US$700 millones que serán repartidos en los próximos 18 meses, a fin de ofrecer más de 150 puestos de trabajo. Estos esfuerzos convierten al nuevo centro de datos en el competidor más ávido en el mercado actual.

Para dar inicio a las actividades, Steve O’Shaughnessy, el supervisor de la ciudad Massena, inauguró el evento con las siguientes palabras:

La idea de 150 puestos de empleos nuevos y la revitalización de Alcoa East Facility es emocionante y pone en la cúspide todos los esfuerzos que hemos estado invirtiendo. Estamos listos para brindar cualquier ayuda que podamos para llevar este proyecto a su máximo potencial y a cambiar nuestra posición en el mercado tan competitivo.

Gracias a la posición que las autoridades de China han tomado durante los últimos meses, los EE.UU se ha convertido en el destino de quienes desean desarrollar sus negocios con criptomonedas y requieren de un alto consumo de energía. No obstante, hay que recordar que la región también ha estado bajo un creciente ola de regulaciones y supervisión por parte de organismos del estado.

Ciertamente, hoy más que nunca, con la comunidad de las criptomonedas abarcando tanto a miles de empresas, como consumidores independientes, las amenazas se volverán el principal problema por atender en el marco de legislaciones internacionales y, en efecto, este escenario está siendo ya planteado por gobernaciones de diversas partes del mundo.