M Scara Pesta As

A todas nos ha pasado al menos una vez: recién hemos encontrado la comodidad al acostarnos en la cama, nos damos cuenta de que no nos hemos desmaquillado, aun tenemos nuestras pestañas cubiertas por máscara; en ese momento pensamos: “¿Qué es lo peor que pudiese pasar?” y, como si nada, nos quedamos dormidas.

No obstante, es momento de dejar de lado esta pereza; prestemos atención al siguiente caso: recientemente, una mujer de 50 años en Australia, llamada Theresa Lynch, fue al médico por presentar una incómoda sensación en ambos ojos, como si los tuviese llenos de arena.

Al realizar la exploración, su oftalmóloga, llamada Dana Roaesi, encontró unas manchas negras de aspecto desagradable en el interior de los párpados de la paciente. Al respecto, la especialista manifestó que, tras muchos años de dormir sin removerse la máscara de pestañas, esta había ocasionado problemas en los ojos de la mujer.

Específicamente, la doctora manifiesta que los párpados están revestidos por un tejido llamado conjuntiva, en el cual, luego de años durmiendo sin desmaquillarse, pequeños fragmentos de la máscara de pestañas se habían acumulado allí, transformándose en concreciones solidificadas.

D. Robaei, Ophthalmology, 2018

De hecho, eran estos pedazos duros de máscara los que estaban irritando la conjuntiva, dentro del parpado y produciendo rozaduras en la córnea de la mujer, causando esta incomodidad que reportaba como una sensación de tener arena dentro de los ojos.

La pestañina, o máscara de pestañas, suele estar compuesta por aceites, ceras y agua, mezcladas con carbón u oxido de hierro, a fin de lograr la pigmentación adecuada. Si no se ha contaminado por alguna razón, los componentes son lo suficientemente seguros como para ser usados por las personas.

Sin embargo, la máscara de pestañas se va desprendiendo poco a poco y, si colocamos algo en nuestros ojos y ni nos molestamos en removerlo, en algún momento, es bastante probable que los pequeños pedazos vayan migrando hacia adentro.

Lo cierto es que, a pesar de que no se tienen conocimientos sobre el tipo de máscara que usó Theresa, dentro de sus párpados había una congregación de pequeños trozos de esta que le irritaron tanto los ojos que terminó con inflamación ocular crónica, pues se vieron alteradas las células inmunitarias de su organismo.

Tanto Theresa como Dana, su médico, decidieron publicar su caso, junto a las impactantes imágenes, a modo de advertencia para otras personas que pueden descuidar la higiene de sus ojos.Para extirpar estos trozos solidificados de máscara, los doctores demoraron aproximadamente 90 minutos, resultando en cicatrices dentro del párpado y en la córnea de Theresa, que perduraran por el resto de su existencia.

No se trata de prescindir del maquillaje por siempre, pues este es un caso en un millón; la idea es mantener buenas condiciones higiénicas y lavarse de la cara antes de dormir, concluye el estudio. Finalmente, la oftalmóloga aconseja:

Este fue un caso increíble (…) nunca había visto algo así, pero este es un riesgo que mucha gente no conoce (…) Es importante quitarse el maquillaje de manera adecuada todas las noches, no se puede perder ni un solo día”.

Referencia: Subconjunctival Mascara Deposition, (2018). https://doi.org/10.1016/j.ophtha.2017.12.035

Más en TekCrispy