Gitlab Alternativa Github

Tras la confirmada compra de Microsoft a GitHub, son muchos los desarrolladores y comunidades que han considerado migrar a otras plataformas. Y es que para nadie es un secreto que Microsoft no se caracteriza por ser amante del OpenSource, aunque recientemente han mostrado un “supuesto” amor a Linux, todos sabemos que eso podría ser usado a su conveniencia.

No obstante, y a pesar de su “mala reputación” en las comunidades de Software Libre, Microsoft se ha convertido en un contribuyente activo del código en GitHub, por lo que no podemos dejar de darle el beneficio de la duda a esta asociación. Ahora, muchos temen que esta adquisición se traduzca en una estrategia corporativa,por lo que han considerado otras alternativas para compartir su código, estas plataformas son conocidas, pero no han tenido el mismo alcance de GitHub, como es el caso de GitLab, otra plataforma de repositorios de código abierto a la que “todos están huyendo” el día de hoy.

Pero, ¿Qué es GitLab?

Como lo anunció en su artículo de felicitación a GitHub, GitLab se desarrolló por primera vez en GitHub donde encontró sus primeros colaboradores.

¡Felicidades a GitHub por su adquisición por parte de Microsoft! Esta es la validación de la creciente influencia de los desarrolladores de software en el mundo y la importancia de los DevOps modernos.

Asimismo, Git, el sistema de control de versiones utilizado por GitHub, GitLab y otros, se introdujo por primera vez en 2005. Permitió a los desarrolladores trabajar de forma asíncrona, en el mismo código, aunque estén en cualquier parte del mundo.

GitLab, es otra plataforma donde también podemos alojar nuestro código fuente de forma pública o privada, y mediante el controlador de versiones Git, podemos trabajar a nivel colaborativo en diferentes proyectos con distintos desarrolladores.

Si bien, algunos afirman que se trata de una copia de GitHub, no es así, de hecho GitLab tiene una ventaja frente a este, y es que cuenta con una versión gratuita donde puedes alojar tus proyectos privados, es decir, si estás desarrollando algo privado con un pequeño equipo de cinco personas, fácilmente puedes alojar tu trabajo en GitLab, y no tendrás que pagar por ello.

GitLab tiene planes privados Premium, que actualmente está promocionando ofreciendo un  75% de descuento en sus planes Gold y Ultimate a los nuevos usuarios. Sin duda, aprovechando la amplia migración a su plataforma, tras las buenas nuevas de GitHub.

Pero eso no es todo, a diferencia de GitHub, GitLab usan una aplicación única creada desde cero para dar soporte al ciclo entero de desarrollo, en lugar de integrar múltiples herramientas diferentes.

Microsoft liberó el código de su calculadora de Windows en GitHub

Y es por eso que GitLab, podría convertirse en la principal competencia de GitHub, pues tal y como lo han comentado en sus redes sociales, que la cantidad de repositorios recibidos se ha multiplicado por 10, un movimiento muy significativo.

De hecho, crearon una cuenta de Twitter adicional: @movingtogitlab  y el HT #MovingToGitLab para asesorar a aquellos que planean o se encuentran migrando sus repositorios.

Para empezar a usar GitLab, lo primero que debes hacer es dirigirte al sitio https://gitlab.com/users/sign_in donde puedes registrarte como de costumbre, en vista de que se trata de un sitio donde alojarás material importante, se recomiendo colocar una contraseña robusta.

Una vez registrado y confirmado tu correo, puedes acceder a la pagina principal de GitLab, donde puedes crear un nuevo proyecto o echar un vistazo a los repositorios públicos, entre otra amplia gama de opciones que te ofrece esta plataforma.

Para crear el proyecto, puedes hacerlo desde cero, o importar un repositorio existente, incluso puedes importar desde GitHub.

Identificas si el proyecto será privado, interno o público. Presionar “Create”,  y la herramienta crea el proyecto y muestra las instrucciones para subir el código, como puedes ver es muy intuitivo.

Cabe destacar que antes de subir el código, es importante identificar si subirás usando SSH, por lo que debes asignar el key SSH pública para conectar con el repo sin agregar el password. Para esto te diriges al perfil, opción SSH Keys y pegas ahí la clave de acceso.

Si aún no la tienes, desde la consola o terminal, debes ejecutar el comando:

 $> sshkeygen t rsa
  $> cat ~/.ssh/id_rsa.pub
Luego vas a la opción SSH Keys nuevamente, pulsar en el botón “Add SSH Key” donde le damos un nombre a la clave y pegamos nuestra clave ssh pública.
Para verificar que todo ha ido bien, puedes dirigirte al terminal y hacer un git clone del proyecto o ejecutar los comandos que te recomienda GitLab en la segunda imagen para crear el Readme del proyecto.
Si deseas una explicación detallada acá te dejamos un video explicativo:

Más en TekCrispy