Mucho se ha hablado durante los últimos meses de la influencia de las redes sociales en la vida de las personas, a un punto tal que las principales compañías de este sector han comenzado a desplegar herramientas para que las personas conozcan cuánto tiempo pasan en sus plataformas.

Lo cierto, es que cada vez pasamos más tiempo pegados al móvil, y los creadores de publicidad son muy conscientes de ello, razón por la cual en cada app, plataforma o sitio web que visitamos, siempre vemos anuncios de todo tipo.

Sin embargo, quienes mejor influyen en las decisiones de las personas a través de estos anuncios son los grupos políticos, y la mejor prueba de esto se pudo ver en Facebook, cuando agentes vinculados al Gobierno de Rusia lograron influir en la intención de voto de los estadounidenses de cara a la elección presidencial de 2016.

Más allá de eso, el escándalo de Cambridge Analytica, protagonizado por la compañía de Mark Zuckerberg, fue la gota que rebozó el vaso. En concreto, la compañía permitió que los datos de más de 87 millones de usuarios de la red social fueron utilizados para crear anuncios segmentados que contenían noticias falsas contra la candidata Hillary Clinton.

Pues bien, parece que Facebook quiere bajar el tono de las críticas hacia su negocio, y según un informe de The Verge, ha comenzado a implementar un riguroso proceso de verificación que exige a los medios de comunicación que se registren como anunciantes políticos para evitar la difusión de anuncios de cuentas poco confiables.

En la publicación se cita el ejemplo de Showtime, que está promocionando una nueva serie documental llamada The Fourth State, que sigue a un grupo de reporteros del New York Times mientras cubren los eventos que ocurren en la Casa Blanca. Esta empresa intentó comprar publicidad en Facebook, sin embargo, la compañía no lo permitió porque aparentemente eran anuncios muy políticos para circular sin verificación.

Facebook quiere evitar la injerencia de anuncios rusos y otros grupos extranjeros, y esta verificación rigurosa parece ser su medida más radical para lograrlo. Sin embargo, todo indica que la compañía también está exigiendo a los medios menos políticos esta verificación. De hecho, muchas personas vinculadas a este sector ya han comenzado a criticar esta medida.

Por ejemplo, Alliance, un grupo comercial que representa a casi 2,000 organizaciones de noticias, afirmó en una carta abierta a Mark Zuckerberg que este plan elimina peligrosamente la frontera entre las noticias reales y los anuncios. Incluso, el grupo afirma que esta es una calificación errónea del periodismo que amenaza con disminuir su capacidad para desempeñar un papel crítico en la sociedad.

Ante la ola de críticas de las que incluso se hicieron eco medios como Bloomberg, Facebook dijo a The Verge que esta función no es perfecta, por ello necesitan de la ayuda de los medios y anunciantes para mejorarla.

Escribir un comentario