Iota 696x410

El reconocido banco noruego DNB ASA (Den Norske Bank) y la Fundación IOTA anunciaron recientemente un acuerdo para cooperar y explorar nuevos usos para la plataforma IOTA Tangle, un DLT de tercera generación.

De esta forma, ambas partes apuntan a atender mejor esta nueva tecnología, de forma que se adapte a los diversos modelos de negocios que competen a ambos entes, además de que la misma le permitiría procesar cientos de miles de microtransacciones por segundo.

Esta no sería la primera iniciativa proveniente del DNB ASA en relación a las criptomonedas, ya que previamente estuvieron explorando diversas opciones de blockchain a través del consorcio R3, además de contar con varios proyectos utilizando plataformas de Ethereum, EOS e Hyperledger.

DNB ASA es el mayor banco de Noruega, además de ser uno de los más grandes de todos los países nórdicos con una capitalización de mercado que asciende los 238 billones de dólares, por lo que esta iniciativa serviría para catapultar considerablemente la credibilidad de la industria de las criptomonedas.

Asimismo, este acuerdo podría representar el inicio de una importante alianza entre la banca noruega y la industria de las criptomonedas, especialmente tras el fallo en favor del banco de Nordea, que cerró la cuenta del Exchange noruego Bitmynt As debido a preocupaciones relacionadas a mecanismos inadecuados de prevención de lavado de dinero.

Además, el banco central de Canadá, el grupo TMX y diversas organizaciones sin fines de lucro canadienses realizaron diversas pruebas recientemente que certificarían la seguridad de la tecnología blockchain para acuerdos de seguridad instantáneos.

Por otra parte, JP Morgan & Chade Co. También buscaría incursionar en este mundo tras presentar la aplicación de una patente de un sistema blockchain de pagos peer-to-peer entre bancos que le permitiría a la compañía procesar pagos en tiempo real y evitar la presencia de intermediarios.