Inteligencia Artificial Calidad Cerveza

Además de sus alarmantes usos en el sector militar para el desarrollo de armas autónomas, Inteligencia Artificial (IA) es una tecnología ampliamente estudiada en la actualidad como herramienta de respaldo en el sector industrial, de la mano de robots que pueden realizar el trabajo de una persona, sobre todo si este implica un proceso automatizado.

Un equipo de investigación en Australia ha desarrollado un método económico que permite automatizar el proceso de evaluación de una cerveza antes de ser distribuida, analizando la calidad del producto basándose en la altura de su espuma.

En concreto, se trata de un robot con IA que evalúa la espuma de la cerveza recién servida, ya que según los investigadores, esta característica afecta el disfrute de la cerveza y el vino espumoso, incluso más que el aroma y el gusto de estas bebidas.

Con el fin de hacer una medición de las reacciones de las personas a la espuma de la cerveza y luego utilizaron a RoboBEER, un robot que habían fabricado previamente con piezas de Lego y que se encarga de verter la cerveza de la botella en un vaso. Posteriormente, los investigadores mostraron a un grupo de personas videos del robot vertiendo las cervezas y les consultaron cómo les gustaba la altura y estabilidad de la espuma.

El trabajo penitenciario de estos reclusos en Finlandia es entrenar algoritmos de IA

La finalidad de este estudio era mostrar el video y predecir las clasificaciones sin un cuestionario o sin tener que servir la cerveza real, lo que impide que el proceso de evaluación sea más rápido. Ahora bien, para las predicciones, los investigadores australianos utilizaron los datos recopilados por RoboBEER, como el tamaño de las burbujas, el gas liberado, el color de la cerveza y la altura y estabilidad de la espuma.

Asimismo, los expertos utilizaron las reacciones de las personas que vieron los videos de la cerveza siendo servida, y finalmente hicieron que la IA analizara estos videos para medir aspectos biométricos como la dilatación de la pupila, la expresión emocional y la frecuencia cardíaca.

Para cada persona que fue analizada, los investigadores crearon una base de datos de 28 videos de RoboBEER y los datos biométricos en una red neuronal, para evaluar si los datos tenían relación con las valoraciones conscientes de estas personas. Esta red neuronal alcanzó un 80 por ciento de precisión.

Referencia: Robotics and computer vision techniques combined with non-invasive consumer biometrics to assess quality traits from beer foamability using machine learning: A potential for artificial intelligence applications. Food Control. Volume 92, October 2018, Pages 72-79. DOI: https://doi.org/10.1016/j.foodcont.2018.04.037.

Más en TekCrispy