Quebec

El día de hoy, el diario Le Journal de Montreal informó que el gobierno de Quebec levantará su prohibición del suministro de electricidad a los mineros de criptomonedas, que ha estado en vigor desde marzo de este año.

Contrariamente a esta postura, Quebec está buscando una relación más mesurada con las compañías mineras que han huido a la segunda provincia más poblada de Canadá en busca de electricidad barata.

De hecho, Quebec cuenta con beneficios muy ventajosos con respecto al suministro de electricidad, siendo el mismo a bajo costo gracias a la red de 63 centrales hidroeléctricas de Hydro-Québec. Dicha situación, conjuntamente con la represión de la minería de criptomonedas en China, ha atraído un flujo constante de aspirantes a mineros Bitcoin.

Desafortunadamente, la demanda de electricidad no era sostenible, por lo que, a principios de este mes, un portavoz de Hydro-Québec le declaró al informante CBC que la criptominería estaba utilizando alrededor de un cuarto de su capacidad.

Entonces, para proteger otras casas y negocios en la red, Hydro-Québec suspendió todas las nuevas aplicaciones de mineros de criptoactivos, así como solicitudes adicionales de energía.

Ahora, la nueva regulación en cuestión levanta esta moratoria y, en cambio, busca trabajar con estas compañías. Los mineros, desde ya, obtendrán su electricidad, pero con una salvedad: durante las horas pico, Hydro-Québec tiene permitido cortar la energía, sumando entre 100 a 300 horas por año, cuando la red eléctrica de la región esté extendida hasta su capacidad máxima.

El acuerdo tiene sentido, ya que la minería es buena para la economía, tomando en cuenta que si se abre un nuevo centro de datos, genera empleos. Con una buena relación con los mineros, Quebec se ha posicionado como el epicentro de esta nueva industria, pero con las debidas medidas, asegurando que la explotación no ocurra a expensas de los hogares y otras empresas.

Más en TekCrispy