Tesla Estrella Patrulla Policia

Los fabricantes de coches autónomos no las han tenido todas consigo en los últimos meses. Hemos visto cómo han fallado los sistemas de conducción autónoma de compañías como Tesla y Uber, al punto tal de propiciar accidentes fatales en ciudades como Arizona y California, donde están realizando las pruebas de esta tecnología.

Ahora, Tesla Motors ha sido sumergida nuevamente en la polémica, luego de que uno de sus coches se estrelló con una patrulla de la policía en Laguna Canyon Road, California, que estaba estacionada. Según reportan medios locales, las autoridades afirman que el coche circulaba en piloto automático al momento del accidente, y la patrulla quedó con las dos ruedas del caucho del pasajero montadas en la calzada.

El modo de piloto automático de los coches de Tesla ha estado bajo la mirada atenta de las autoridades, sobre todo por el accidente antes mencionado, donde la compañía culpó al conductor humano tras el volante.

De hecho, la misma empresa de Elon Musk ha advertido que los conductores no deben confiar en la tecnología por completo, manteniendo sus manos sobre el volante y control sobre el coche en todo momento, ya que no es una característica diseñada para evitar colisiones.

Afortunadamente para los policías, ningún oficial estaba dentro del coche al momento de la colisión. Por su parte, el conductor del Tesla sufrió heridas leves, exigiendo que no se le llevara a un hospital para atenderlo. Jim Cota, sargento de la Policía de Laguna Canyon Road, hace un año ocurrió un accidente similar donde un coche Tesla impactó contra un camión.

Finalmente, un portavoz de Tesla dijo a Los Angeles Times a través de un correo electrónico que Tesla siempre ha dejado claro que su tecnología de conducción autónoma no hace que el coche sea inmune a los accidentes, y antes de que el conductor utilice el piloto automático, debe aceptar una serie de pautas con respecto a la vía donde será activada la función.