Merten

En el mundo de las finanzas, los cambios de tendencias y valores llegan en un parpadeo. Bien sea en el campo de dinero fíat y, más aún, en el terreno de las criptomonedas, la volatilidad puede jugar un rol amenazante o favorecedor, dependiendo de las inclinaciones del mercado; y muchas veces esas tendencias son propiciadas, incluso, por figuras de peso en la comunidad virtual.

Como sabemos, ya ha habido múltiples ocasiones que voceros o grandes representantes financieros hacen predicciones sobre el futuro de las criptomonedas, especialmente el bitcoin. En este escenario, recientemente el influencer y comentarista en Youtube, Nicholas Merten, comentó nuevamente sobre el futuro destino del bitcoin.

Con unos 300.000 seguidores en su canal de Youtube ‘Data Dash’ y sobre los 34.000 seguidores en Twitter, las opiniones de Merten pueden influencias las tendencias actuales de una buena parte de la comunidad. Uno de sus últimos tuits hizo referencia a las cuatro razones por las que el valor del bitcoin sobrepasará los $50.000 dólares durante el cuarto trimestre del año.

De acuerdo con sus predicciones, la razón principal será la subida de la tasa de interés, seguido del incremento del valor de las viviendas y acciones; incluso fue tan lejos como para anunciar la creación de un ETF (bolsa de valores) por parte del SEC y el colapso del Deutsche Bank.

Aunque no todo están de acuerdo con sus opiniones. Uno de sus seguidores señaló el error que los rangos de interés no tienen asociación alguna con el valor de las criptomonedas y el Deutsche Bank probablemente estará atravesando una etapa de restructuración, en vez de colapso.

La postura de Merten se asemeja a la del creador de uno de los antivirus más populares de la web, John McAfee, quien en semanas anteriores comentó sobre la subida del valor del bitcoin a $15.000 dólares para este próximo mes de junio.

Sea como sea, las finanzas y alternativas comerciales digitales, especialmente las más recientes, han dado mucho de qué hablar entre miembros de la comunidad. Y aunque nadie tiene la realidad futura en sus manos, muchos se valen de sus influencias para comentar y cambiar tendencias actuales.