La compañía Taylor, que recientemente lanzó una Oferta Inicial de Monedas (ICO, por sus siglas en inglés) para crear un asistente inteligente para la negociación de criptomonedas, fue hackeada hace algunos días y fueron sustraídos 2,578 ethers (ETH), aproximadamente US$ 1,5 millones, además de algunos tokens TAY, creados por la empresa.

La noticia la dio a conocer la empresa a través de su blog, donde afirma que no está del todo claro cómo ocurrió el hackeo, sin embargo, las principales sospechas sobre la autoría del ataque recaen sobre un grupo de hackers que ejecutó una acción similar con el proyecto CypheriumChain, donde fueron robados más de 17,000 ethers.

Según Taylor, los hackers recolectaron los fondos en una sola cartera y posteriormente los transfirieron a la cartera donde fueron enviados también los fondos de CypheriumChain. Los datos de Etherscan revelan que al momento de escribir este artículo dicha cartera contiene 48,440 ETH, lo que equivale actualmente a US$ 28 millones.

Luego de que se ejecutó el hackeo, la compañía identificó un intento de hackeo de sus tokens TAY en IDEX. En este sentido, afirmó haber solicitado a esta casa de cambio que retirara TAY de su plataforma hasta tener mayor claridad de la situación.

Posteriormente, Taylor publicó una actualización del caso, donde se afirma que los hackers de alguna manera accedieron a uno de sus dispositivos y tomaron el control de uno de sus archivos de 1Password. Estas acciones las han catalogado como un ataque altamente avanzado y coordinado.

Con la finalidad de reembolsar a los usuarios los fondos robados, Taylor afirmó que distribuirá un nuevo token, debido a que los hackers robaron más del 7% del suministro total de su token TAY. En este sentido, las personas que tenían fondos en el bloque 5663273 recibirán este nuevo token, menos el hacker.

Finalmente, se conoció que la empresa contratará a una compañía externa para investigar el incidente, al tiempo que afirmó que próximamente serán ofrecidas más respuestas a los usuarios a fin de respetar la confianza que les han brindado.