Stablecoins Monedas Estables

La llegada de las criptomonedas al ámbito financiero ha sido un acontecimiento de gran trascendencia, aportando características de las cuales carece el sistema tradicional y que muchos de sus usuarios consideran importantes.

La descentralización, el anonimato, la seguridad y el alcance en su uso, son algunas de esas características que las han hecho llamativas ante la comunidad. Sin embargo, las mismas cuentan con un factor de volatilidad que generalmente hacen fluctuar sus precios con mucha agresividad en el mercado y que en la mayoría casos terminan ahuyentando a los interesados en adoptar este tipo de criptoactivos.

A pesar de ello, se han desarrollado alternativas que tienen como propósito abordar ese aspecto, buscando niveles de estabilidad que les permitan a los usuarios disfrutar de los beneficios que poseen las criptodivisas, junto con una naturaleza más equilibrada propia de las monedas fiduciarias.

Este tipo de opciones que ofrece el ecosistema y que carecen de esta condición de volatilidad, son las denominadas monedas estables o stablecoins.

[toc]

¿Qué son los stablecoins?

Los stablecoins o monedas estables por su traducción al español, son criptoactivos creados con la finalidad de mantener un precio consistente en el mercado, preservando a su vez todos los demás elementos que componen una criptomoneda y su funcionamiento.

Varias de estas monedas han empleado diversos métodos para alcanzar esa condición de estabilidad, ligándose algunas con otro activo financiero, respaldándose por medio de bienes de valor e incluso con el uso de otras criptomonedas.

¿Cómo se respaldan y mantienen su precio estable?

Para lograr esa ventaja de estabilidad y mantener un precio firme en el mercado, los stablecoins se han valido de diferentes estrategias que los ayudan a alcanzar ese propósito. De esta forma han logrado ofrecer a los miembros de la comunidad un elemento de consistencia en los precios de los criptoactivos.

Tokens con respaldo en monedas fiat

Entre las primeras formas de alcanzar la estabilidad, está la de respaldar el criptoactivo con una moneda fiduciaria, garantizando cada token de la red en igual proporción (1:1) con otra moneda como el dólar estadounidense, el euro o el yen japonés. Esto significa que por cada unidad de la cual se tenga posesión, su valor estará garantizado por otra moneda fiat que estará en manos de un depositario en forma de reservas.

No obstante, este sistema tiene sus contradicciones con el concepto fundamental de una criptomoneda, ya que las mismas están orientadas a no depender de un ente centralizado como lo hacen las monedas fiduciarias.

Por otra parte, es posible que se puedan presentar inconvenientes en cuanto a la transparencia de sus reservas, debiéndose realizar constantemente procesos de auditoria para garantizar un respaldo idóneo de los tokens emitidos. Igualmente, Los proyectos que funcionan bajo este esquema necesitaran captar capital suficiente poder proyectar una amplia adopción de la criptomoneda como tal.

Tokens con respaldo en oro

Aparte de encontrar una garantía en las monedas fiduciarias, también hay proyectos que han decidido utilizar el oro para respaldar sus tokens. Esto se ha realizado otorgándole una proporción equivalente del metal precioso al token emitido, es decir 1 gramo es equivalente a 1 token. De esta manera logran proporcionar al criptoactivo un equilibrio en su precio.

En este caso, el oro igualmente es mantenido en lingotes como reserva, pudiendo ser certificados y auditados por un tercero confiable que proporcione a los usuarios certeza de su respaldo.

Tokens con respaldo en otros criptoactivos

Aunque pueda sonar un poco ilógico, tratar de darle estabilidad a una criptomoneda con otra que mantenga los mismos niveles de volatilidad, el objetivo en este caso es desprenderse de la centralización reflejada en los tokens con respaldo en moneda fiduciaria.

El método en esta oportunidad, es prestarle respaldo a un token con las reservas de otra criptomoneda, pero como se mencionó anteriormente esto puede resultar en un inconveniente causado por la propia inestabilidad.

No obstante, la solución planteada es otorgarle al token un respaldo doble por parte del otro criptoactivo, es decir una relación 1:2, que aun con las variaciones de precio en el mercado que sufra la criptomoneda, el token pueda mantener la estabilidad deseada en el suyo.

Tokens estables pero sin un respaldo directo de otro activo

Los stablecoins bajo esta figura no tienen directamente el respaldo ni garantía de ningún activo que los ayude a estabilizar su precio. Por otro lado, utilizan una perspectiva denominada “Seigniorage shares” o acciones de señoreaje, en la cual se utilizan contratos inteligentes para hacer la función de un banco central, que permitirá según la oferta y la demanda incrementar o disminuir el aporte de dinero en la blockchain, estabilizando así el valor del token en el mercado.

¿Cuáles criptoactivos manejan estos esquemas de estabilidad?

Actualmente en el ecosistema de criptomonedas se han desarrollado bajo estos mecanismos, una variedad de opciones que buscan la estabilidad de la que carecen este tipo de activos digitales. Sin embargo, no todos han ganado la misma relevancia en el mercado, ni han tenido el mismo impacto con una adopción significativa por parte de los usuarios.

Uno de los criptoactivos que ha alcanzado mayor notoriedad en la comunidad es Tether, un token con circulación en la blockchain de Bitcoin y que está respaldado por el dólar estadounidense, el euro y próximamente el yen. Bajo este tipo de esquemas también se encuentran otros tokens como TrueUSD que para estos momentos cuenta con una capitalización de mercado de US$ 33.876.468 según datos de CoinMarketCap.

Otro de los ejemplos de un stablecoin es Digix Gold, un token en el cual también se mantiene un precio estable pero gracias a un respaldo en oro. En este esquema en particular por cada gramo de oro se emite un token DGX en la blockchain.

En el caso de los tokens que son respaldados por otros criptoactivos, hay algunas opciones como DAI, un token ERC20 que está directamente respaldado por los Ether pertenecientes a los usuarios en la blockchain de Ethereum y que son mantenidos en contratos inteligentes. De igual modo también esta bitUSD, que tiene respaldo de la plataforma de criptomonedas Bitshares.

Por último, en cuanto a aquellos tokens que no cuentan con respaldo ni garantía de ningún otro activo pero aun así mantienen un precio estable, se encuentran opciones como BASIS, una criptomoneda con un banco central algorítmico y NUBITS el cual hace uso de un fondo de liquidez descentralizado para emitir tokens en la blockchain según la demanda de los usuarios.

¿Dónde se pueden adquirir estos tokens?

La mayoría de estos tokens se encuentran listados en exchanges importantes como Binance, Huobi, Bittrex, Poloniex, HitBTC, Upbit, Kyber Network, Gate.io, entre otros. Para una lista más completa de cada una de las opciones, en la plataforma de CoinMarketCap se encontraran todas las alternativas para adquirir estos criptoactivos.

Los delfines del Amazonas están contaminados con mercurio

Conclusiones

La intención detrás de los stablecoins es beneficiosa en ciertos aspectos, pudiendo aprovechar la estabilidad de los criptoactivos para efectuar ciertas operaciones que generalmente la volatilidad en el mercado impide ejecutar. A pesar de esto, la adopción ha sido algo lenta y su uso solo se ha desarrollado en mayor medida dentro de los propios exchanges, donde son utilizados como substitutos a las monedas fiduciarias para realizar transacciones y adquirir otras criptomonedas.

Además, los miembros de la comunidad de criptomonedas siempre buscan las opciones más alejadas a lo centralizado, encontrándose dentro de esa categoría el dinero fiduciario y la idea de una reserva de banco central, por lo que es otra condición que aleja la idea de la concepción principal que han tenido las criptomonedas desde su inicio.

Finalmente aunque pueda haber varios puntos de vistas de los usuarios sobre estas monedas estables, es seguro que pueden convivir en el ecosistema con otras criptomonedas, aportando un equilibrio, así como también otros mecanismos y funcionalidades.

Más en TekCrispy