Gdpr Blockchain

La industria Fintech y la tecnología blockchain, han aportado una serie de mejoras e innovaciones para los usuarios que buscan aprovechar todos los beneficios que puedan ofrecerle la economía digital, así como de aquellas aplicaciones destinadas al procesamiento de datos.

Actualmente una gran cantidad de proyectos pertenecientes a este sector, han tenido su desarrollo en distintos países alrededor de mundo, aprovechando el interés y las facilidades prestadas por parte de algunos gobiernos, para que sus estados se conviertan en un espacio favorable en la evolución de esta tecnología.

El creciente aumento de los proyectos en el sector de la tecnología financiera, así como también el auge en la adopción de la tecnología blockchain por parte de algunas empresas, ha ocasionado un llamado de atención hacia los entes reguladores que buscan en cierta forma controlar las actividades que se desempeñan y proteger a los usuarios que participan en ellas.

Tomando en cuenta el futuro prometedor que puede tener esta tecnología, una de las mayores preocupaciones en este sentido, es la forma en que la industria utiliza los datos que obtienen de sus usuarios. De tal manera que algunas regulaciones tienen el propósito de facilitar un dominio propio y una gestión absoluta de los mismos.

La Unión Europea en este caso, y con una de las posiciones más rigurosas en el tema hasta los momentos, ha sido una de las que se ha dedicado a construir un reglamento que ayude con esta finalidad de proteger los datos de los usuarios que forman parte de su comunidad.

[toc]

¿Qué es la GDPR y cuándo iniciará su aplicación?

El Reglamento General de Protección de Datos o GDPR por sus siglas en inglés, es una regulación aprobada por la Unión Europea en el año 2016, que tiene como objetivo incrementar la seguridad y privacidad en los datos de los usuarios de la región, facilitándoles el control sobre ellos. Además, también pretende la inspección de su uso, exportación fuera del espacio económico europeo y explotación por parte de las grandes corporaciones.

El reglamento aunque entro en vigor hace dos años, se implementara a partir de este mes en todo su territorio, específicamente desde el 25 de mayo, por lo que muchas empresas han llevado a cabo el proceso de actualización en sus términos de uso y políticas de privacidad para poder adaptarse a esta nueva normativa.

¿Quiénes son los sujetos regulados por esta normativa?

Básicamente, cualquier empresa que en lo que respecta a su funcionamiento, almacene o ejecute el procesamiento de alguna clase de datos que pertenezcan a sus usuarios y que estos sean europeos, debe dar cumplimiento a este nuevo reglamento.

Este cumplimiento no solo esta exigido a empresas que se mantengan en territorio correspondiente a la Unión Europea, indiferentemente de la ubicación de la sede de la compañía o el lugar donde se efectúe el procesamiento de datos, las mismas deben apegarse a la nueva normativa si esos datos son relativos a ciudadanos europeos.

¿Qué beneficios tendrá esta regulación para los usuarios?

Aunque en el caso de las empresas, esta nueva regulación requiera muchos cambios de profundidad en la forma en que funcionan, los usuarios protegidos por otra parte, recibirán una serie de ventajas que les permitirá una gestión más sencilla de los datos que proporcionen.

El Reglamento General de Protección de Datos, requiere que las nuevas condiciones de uso y políticas de privacidad, cuenten con una redacción clara y sencilla alejada de cualquier tipo de lenguaje técnico e innecesario que pueda generar confusión en el usuario.

Asimismo, su contenido plantea una variedad de solicitudes de las cuales podrán hacer uso los usuarios para mantenerse en control sobre el manejo de sus datos en todo momento.

Por ejemplo, ahora es viable una solicitud de confirmación que indique si la información aportada a la empresa es analizada, de qué modo y con qué propósito. De la misma manera es posible solicitar copia de los datos que almacenen o que los mismos sean eliminados o extraídos para ser transferidos a otra compañía.

Igualmente en el aspecto de seguridad de los datos, la nueva normativa establece que en el caso de cualquier vulnerabilidad relacionada, deben informar a todos los usuarios desde su descubrimiento en un plazo de menos de 72 horas, sirviéndole como tiempo de prevenir algún tipo de afectación en ellos.

¿Cuáles son las consecuencias de su incumplimiento?

La Unión Europea ha tomado con mucha seriedad el manejo de datos de sus ciudadanos, sobre todo por causa de las malas prácticas que se han dado recientemente con relación a ellos. Es por eso que ha establecido fuertes multas para los casos de incumplimiento luego de la entrada en aplicación de la GDPR.

La normativa indica que las empresas que incumplan las nuevas regulaciones, podrán ser multadas con hasta 20 millones de euros o un incluso un 4% de su facturación anual. Lo que presionaría aún más a los nuevos proyectos para apegarse fielmente a su contenido.

¿Cómo se manejara la tecnología blockchain ante la GDPR?

Si bien por una parte esta regulación permite controlar a las grandes corporaciones que hacen uso incorrecto de los datos suministrados por los usuarios, también es posible que las exigencias sean un obstáculo significativo para los nuevos emprendimientos que hacen uso de la tecnología blockchain.

No obstante, todo depende de la interpretación que el ente regulador tenga sobre el funcionamiento de cualquier innovación que utilice esta tecnología y que consideración tenga sobre los datos encriptados en las plataformas. De igual manera, siempre habrá cabida para la adaptación y el buen desempeño en la industria de la cadena de bloques con respecto a estos requisitos.

Por otra parte, cabe destacar que la Unión Europea es optimista en cuanto a la tecnología blockchain, puesto que actualmente destina gran cantidad de presupuesto en tareas que esta propia tecnología podría realizar de una mejor forma y mucho más económica, con lo que que resulta conveniente para la región que las compañías basadas en plataformas de cadenas de bloques se puedan desarrollar con éxito en su territorio.

Conclusiones

El Reglamento General de Protección de Datos o GDPR, se ha manifestado como una regulación positiva en el aspecto de los datos y la privacidad de los usuarios en su interacción con las empresas. Sin embargo, a partir de su aplicación desde este mes, solo queda ver que tan bien se cumplen sus requisitos.

En el apartado de la tecnología blockchain, aunque puede representar algunos inconvenientes para los nuevos proyectos, todavía es muy pronto para dar certeza de si afectara en gran medida su desempeño en esta región o si por otra parte, se adecuara en su funcionamiento para mantenerse en armonía con el ordenamiento legal.