Ejercito Eeuu Baterias Prueba Balas

El ejército estadounidense es uno de los mejor dotados del mundo en relación al equipamiento militar de vanguardia, no solo con respecto a sus armas, sino a las herramientas que permiten un mejor desenvolvimiento en zonas de combate. Sin embargo, una de las tareas pendientes para el Departamento de Defensa ha sido proporcionar a sus soldados un nivel de comodidad óptimo con respecto al peso que llevan en equipamiento de protección.

Actualmente, el soldado promedio transporta a hasta 8,1 kilogramos de baterías a diario, lo que representa dos libras menos del peso total del equipo de protección que utilizan. Una nueva publicación de New Scientist revela el esfuerzo del Laboratorio Nacional de Oak Ridge para fabricar baterías que además protejan la vida de hombres y mujeres

pertenecientes a las fuerzas de infantería de EE.UU.En concreto, los investigadores cuentan con un prototipo de batería que contiene un extra de silicio en ella. Esto se hizo debido a que las nanopartículas adicionales no afectan los electrolitos fluidos de la batería hasta que esta sufre una conmoción o perturbación, como el impacto de una bala. En consecuencia, si la bala impacta contra la batería, el silicio y los electrolitos se vuelven más sólidos con el fin de evitar que la bala traspase su superficie, protegiendo al soldado.

Gabriel Veith, investigador principal de este proyecto, ha demostrado junto a su equipo de investigación que este método es funcional en baterías pequeñas. Pese a que los soldados ya utilizan baterías de este tamaño, pueden resultar en consecuencias fatales en caso de ser golpeadas en una zona equivocada y se generen fugas o las baterías exploten.

Además, Veith dio a conocer que está estudiando la posibilidad de que estas baterías sean recargables, sobre todo porque el ejército de EE.UU es uno de los mayores contaminadores del país, sobre todo porque los desperdicios de los militares terminan siendo incinerados en su mayoría. Quizá sea la principal razón por la que el Departamento de Defensa ha decidido respaldar este proyecto, a la luz de las acusaciones sobre el impacto ambiental de sus acciones.