Reino Unido Gps Galileo Brexit Ue

Galileo es el sistema de navegación por satélite de la UE, similar al GPS de EEUU; este fue lanzado en 2016, y se espera que esté completamente listo en 2020. Tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la Comisión Europea estaría considerando excluir al país de este nuevo sistema de navegación, si bien, la noticia no fue bien recibida por los representantes, estos afirman que de ser necesario podrían construir su propio GPS.

De acuerdo con The Guardian, la comisión decidió sin previo aviso, excluir a Gran Bretaña y sus empresas del sensible trabajo en el proyecto satelital Galileo, hace un año.

Como es de esperarse, Reino Unido está en desacuerdo y reclama, según un documento gubernamental filtrado esta semana, que el bloqueo de compañías británicas se traducirá en gastos millonarios y además amenazará la seguridad en ambos lados del canal.  Asimismo, afirman que esta restricción es una violación del informe conjunto acordado en diciembre entre la comisión y el Reino Unido.

No obstante, los británicos no planean quedarse de brazos cruzados y de ser necesario, construirán su propio sistema de navegación satelital.

Así lo informaron en un nuevo reporte, donde el Canciller, Philip Hammond, advirtió que si Bruselas lleva a cabo su amenaza de bloquear el acceso, el Reino Unido construirá su propio sistema de navegación por satélite para competir con el proyecto Galileo valorado en 10.000 millones de euros.

Específicamente Hammond dijo a los periodistas:

Necesitamos acceso a un sistema de satélites de este tipo. El plan siempre ha sido trabajar como miembro principal del proyecto Galileo, contribuyendo financiera y técnicamente al mismo.

Pero si eso no es posible, entonces Gran Bretaña tendrá que hacerlo sola, probablemente con otros socios fuera de Europa y Estados Unidos,y así construir un tercer sistema competitivo.

Pero por razones estratégicas de seguridad nacional, necesitamos acceso a un sistema y nos aseguraremos de obtenerlo .

Por su parte, la UE alega basamentos legales relacionados con el intercambio de información sensible entre países no miembros, como justificación en su decisión de restringir el acceso a empresas británicas a este proyecto.

Del mismo modo, la UE insiste en que el Reino Unido estuvo deacuerdo como Estado miembro de la UE en 2011, con las normas de bloqueo de acceso a los países no pertenecientes a la UE.

Según la fuente,  luego de las tensas negociaciones esta semana, un alto funcionario de la UE dijo, que había quedado claro que: “Reino Unido quiere transformar Galileo de un programa sindical a un programa conjunto UE-Reino Unido y esa es una gran pregunta para la UE“.

Además añadió: “Quieren tener acceso privilegiado a los elementos de seguridad de PRS y poder continuar fabricando los módulos de seguridad, lo que significa que después del brexit, el Reino Unido, como tercer país, tendría la posibilidad de apagar la señal para la UE“.

Por otro lado, se dice que el Reino Unido tiene la esperanza de que Australia podría ser un socio en el nuevo proyecto rival, en caso de que el impasse con la UE continúe.