Fraude Publicidad

El fraude relacionado a la publicidad en la web ha alcanzado niveles exorbitantes. La cantidad de ilícitos que se han registrados en los últimos años ha superado cifras anteriores, tanto en el número de acciones ejecutadas como en la suma de dinero que han podido estafar: miles de millones.

Augustine Fou, exdirector digital de Omnicom’s Healthcare Consultancy Group, ha realizado una profunda investigación acerca de este fenómeno y ha publicado un informe con los detalles, llamado State of Digital Ad Fraud Q2.

En el informe, Fou plasma datos alarmantes, que demuestran que los estafadores han conseguido ganancias hasta 45 veces sobre la cantidad de dinero invertido, algo que logran a costa de la compra de tráfico web: US$ 183,000 invertidos en la compra de tráfico falso puede resultar en una ganancia de hasta US$ 4.6 millones. Los estafadores generan una gran cantidad de “páginas vistas” cuyos datos son completamente falsos.

Fou comenta en su informe:

Y lo que es peor es que la detección de fraudes no los está atrapando, para que las personas tengan una falsa sensación de seguridad.

Sin embargo, no todos los estafadores se han salido con la suya por mucho tiempo. El periódico financiero Financial Times descubrió varios portales que ganaban hasta US$ 1 millón diarios, pero presionaron a las empresas que publican los anuncios para que no siguieran laborando con esas webs.

Esta página te ayudará a desactivar la recolección de datos en los principales servicios web

Continúa Fou en su investigación independiente que evidencia su preocupación:

La Situación muy, muy triste. Las buenas editoriales que tenían periodistas reales y salas de noticias están muriendo porque no pueden ganar suficiente dinero, porque los dólares publicitarios se desviaron del ecosistema hacia los bolsillos de los malos, a través del fraude publicitario.

Los grandes beneficiados

Al parecer, Google y Facebook serían los grandes beneficiados de esta problemática, porque son las firmas que dominan todo el mercado publicitario de Internet, sobre todo los más nuevos.

Y aunque se ha propuesto Blockchain como posible solución a las estafas, la verdad es que la única cosa que se pueda hacer para frenar estos métodos fraudulentos es seguir cambiaron las políticas comerciales. Todo radica en lo que se considere aceptable y no en el medio.

Más en TekCrispy