Dos hombres más han sido acusados por el incidente de swatting ocurrido el año pasado que ocasionó el asesinato de un joven de 28 años en Kansas, Andrew Finch, cuya muerte es la primera en estar relacionada con esta práctica.

Swatting es la práctica de llamar a un equipo de SWAT para reportar un falso crimen como asesinato o situación de rehenes y enviarlo a casa de alguien inocente, provocando una reacción violenta por parte de las autoridades.

El caso en cuestión ocurrió el año pasado cuando dos personas se encontraban jugando una partida de ‘Call of Duty’ cuando de pronto se vieron involucrados en una pelea. Casey Viner, de 19 años, obligó a Tyler Barris, de 25, a que le hiciera swatting a Shane Gaskill, de 19 años, a la dirección que Gaskill tenía, sin saber que la dirección era vieja y que ya no vivía ahí.

Barris realizó una serie de llamadas al Departamento de Seguridad de la policía de Wichita y reportó falsamente que había asesinado a su padre, que tenía encerrados a su madre y a su hermano menor en un closet mientras los apuntaba con un arma y que consideraba suicidarse e incendiar la casa, pues alegó que la había rociado con gasolina. Evidentemente las autoridades actuaron y ya sabemos el fatal desenlace.

Cuando los jóvenes involucrados vieron en las noticias las consecuencias de lo que habían hecho, todos borraron todos los mensajes y otras formas de comunicación para protegerse de persecuciones. Incluso Casey Viner reseteó su iPhone a la configuración de fábrica.

Los acusados enfrentan los cargos de hacer llamadas para reportar falsos delitos a las autoridades, acoso cibernético, amenazas interestatales y fraude electrónico. De ser declarados culpables con algunos de estos cargos, los acusados podrían enfrentar cadena perpetua en prisión y multas de 250.000 dólares que podrían sumar hasta 2 millones de dólares.

No es el primer caso de swatting en el mundo de los videojuegos, sin embargo, es el primero que ha tenido un desenlace fatal, provocado por una práctica irresponsable que causó la muerte de una persona inocente.

Escribir un comentario