Arroz Cultivo

Un reciente estudio realizado por un equipo internacional de investigadores sugiere que a medida que aumentan los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, el arroz pierde su valor nutricional, lo que pondría en riesgo la salud de los miles de millones de personas que dependen del cultivo como su principal fuente alimenticia.

Al exponer cultivos de arroz a los niveles de dióxido de carbono que se espera haya en la atmósfera antes de finales de siglo, los investigadores encontraron que el grano contenía niveles más bajos de proteínas, hierro y zinc, así como niveles reducidos de varias vitaminas del grupo B.

De acuerdo a estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el arroz constituye la principal fuente alimenticia para alrededor de 2 mil millones personas a nivel global, mayormente habitantes de países en desarrollo y de las comunidades más pobres dentro de los países desarrollados. El arroz no es sólo una fuente importante de calorías, sino también de proteínas y vitaminas.

Para estudiar cómo responde el arroz a diferentes concentraciones de dióxido de carbono, los investigadores cultivaron varias variedades de arroz en campos experimentales en Japón y China. Los científicos evaluaron un total de 18 variedades diferentes de arroz en su contenido de proteínas, hierro y zinc. Se analizaron nueve variedades de arroz chino para los niveles de vitamina B1, B2, B5 y B9.

Para cada variedad, reservaron un arrozal como control y un arrozal vecino rodeado por grandes estructuras octogonales anulares instaladas encima de los cultivos. A través de estos anillos se controló el suministro de dióxido de carbono.

En los arrozales seleccionados, los autores del estudio expulsaron dióxido de carbono elevando su concentración ambiental dentro del recinto a unas 580 partes por millón, la concentración de dióxido de carbono esperada en el próximo medio siglo.

Los investigadores encontraron que el arroz cultivado bajo el escenario de dióxido de carbono elevado perdió cantidades sustanciales de proteína, zinc, hierro y vitaminas B por grano.

Las pérdidas de hierro, zinc y proteínas variaron del 5 al 20 por ciento. Las vitaminas B1 y B5 cayeron hasta un 30 por ciento, dependiendo de la variedad. La vitamina B9, también conocida como folato o ácido fólico, disminuyó en las nueve variedades de arroz analizadas, en niveles que variaron entre el 10 al 45 por ciento.

El hallazgo del estudio es desalentador, si no sorprendente. Los científicos ya sabían que las concentraciones más altas de dióxido de carbono pueden reducir los niveles de proteínas, zinc y hierro en cultivos importantes, pero este estudio es el primero en mostrar un efecto similar para las vitaminas.

Los autores del estudio advierten que una caída en la tasa nutricional del arroz como resultado del cambio climático, podría tener profundos efectos en la salud, particularmente para las poblaciones que dependen primordialmente del cultivo, lo que afectaría el desarrollo de la primera infancia y una potencial profundización del impacto de enfermedades como la malaria.

Asimismo, resaltan la necesidad de realizar investigaciones similares en otros cultivos como el trigo y el maíz, y determinar si estos productos también se ven afectados por los elevados niveles de dióxido de carbono, así como llevar a cabo estudios orientados a identificar opciones para reducir o anular estos efectos en los cultivos.

Referencia: Carbon dioxide (CO2) levels this century will alter the protein, micronutrients, and vitamin content of rice grains with potential health consequences for the poorest rice-dependent countries. Science Advances, 2018. http://dx.doi.org/10.1126/sciadv.aaq1012

Más en TekCrispy