Libros Millenials Fisicos Ebooks

La experiencia de leer libros digitales o E-Book, es muy distinta a lo que percibimos cuando estamos frente a un libro físico, muchos dirán que prefieren los primeros por ser más “fáciles” de trasladar o compartir, sin embargo, el valor emocional que puede aportar un libro físico no tiene comparación, si no lo crees pregúntate: ¿Qué sentirías si te regalan –inserte aquí el nombre de tu libro favorito- en físico, con su portada original y una bonita dedicatoria escrita a mano?, ahora pregúntate ¿Sentirías lo mismo si te regalan dicho libro en formato digital?, probablemente la mayoría responderá que no.

Y para nuestra sorpresa, parece que la ciencia nos apoya, pues un estudio reciente afirma que los jóvenes, específicamente los Millenials, preferimos “acurrucarnos” con un libro con hojas de papel, incluso mucho más que los adultos mayores (Generación X y Baby Boomper).

Sabrina Helm, autora principal del estudio y profesora asociada de la Universidad de Arizona, que investiga las percepciones y comportamientos del consumidor, afirma que esto se debe a algo llamado “propiedad psicológica”:

La propiedad psicológica es importante en la percepción de las personas sobre cómo valoran ciertos productos, servicios u objetos, está más relacionado con ‘lo que es mío“, dice ella. “En el contexto de los productos digitales, pensamos que sería apropiado observar cómo las personas se apropian de algo que realmente no existe: es solo un archivo en su computadora o dispositivo o en la nube; es más un concepto que una cosa real “.

Para el estudio en cuestión, los científicos convocaron cuatro grupos focales en diferentes rangos de edad: un grupo de baby boomers (generación nacida entre 1946-1964), un grupo de miembros de la generación X(nacidos entre 1965-1981) y dos grupos de la generación Millenials (1982-2000).

Entre los millenials se encontraban estudiantes universitarios  y los mayores de esta generación.

Estadounidenses recibieron más de 26,3 mil millones de llamadas de spam el año pasado, según informe

Los investigadores basaron las conversaciones en torno a lo que sentían en relación a la propiedad de libros físicos versus libros electrónicos.

Entre las discusiones, los participantes de todos los grupos manifestaron un sentido limitado de propiedad de E-books frente a los libros físicos, debido a que no tienen control total sobre los mismos.

Por ejemplo, expresaron su frustración porque a menudo no podían copiar un archivo digital a múltiples dispositivos.

En una línea similar, muchos participantes del estudio lamentaban las restricciones para compartir libros electrónicos con amigos, regalar o vender libros, diciendo que esto hacía que los libros electrónicos se sintieran menos valiosos como posesiones que los libros físicos.

La mayoría de los participantes jóvenes afirmaron que eran más apegados emocionalmente a los libros físicos, pues muchos usan estos libros para establecer un sentido de identidad y pertenencia.

Inclusive, todos los participantes hablaron sobre su nostalgia por ciertos libros infantiles y el hecho de que con los libros físicos pueden experimentar a través de múltiples sentidos. Y es que la sensación de tomar un libro, olfatear las hojas de un libro nuevo, o tal vez las de un libro viejo, no tiene explicación, así como el poder resaltar o escribir notas en páginas impresas.

Por su parte, los minimalistas expresaron una preferencia por los libros digitales porque ocupan menos espacio físico. Lo curioso, es que en este caso los lectores de mayor edad, valoraron más propiedades de los E-book, que los jóvenes.

Un estudio muy interesante, tomando en cuenta que los libros digitales están tomando un mayor auge actualmente.

Si eres un “lector de papel” o un “lector digital”, no debes preocuparte, ya que por fortuna hay material de lectura para todos los gustos, lo importante es la experiencia personal que cada uno obtiene de estas maravillosas herramientas.

Más en TekCrispy