Inteligencia Artificial Aprender Nino

Un nuevo artículo publicado en la revista Science ha sugerido que a fin de optimizar la tecnología de Inteligencia Artificial (IA), es necesario programar sus algoritmos con base en instintos básicos humanos, como el ‘sentido común’ que utilizan los niños para aprender.

En la publicación se mencionan el esfuerzo de Gary Marcus, científico especializado en desarrollo cognitivo de la Universidad de Nueva York (NYU), quien ha planteado la posibilidad de que la IA pueda ser entrenada bajo características propias del aprendizaje de los niños pequeños.

Marcus mencionó a Science un experimento que hizo con su hija, de 3 años, al enseñarla a armar un juego de ladrillos de LEGO en el piso, de abajo hacia arriba, y posteriormente probar su sentido común al sugerirle a la niña que hiciera la misma torre pero esta vez pegada con cinta adhesiva en la pared. Ella lo logró, y Marcus cree que este tipo de sentido común es el que debe ser aplicado a la IA para un mejor desarrollo de esta tecnología.

Asimismo, Marcus afirma que los científicos e informáticos especializados en IA están ignorando décadas de avances en teorías cognitivas y psicología del desarrollo que muestran que los seres humanos cuentan con habilidades innatas e instintos programados que aparecen en la primera etapa de la infancia.

Precisamente estas son las habilidades que ayudan a las personas a pensar de forma abstracta. Por ello, afirma que los investigadores de IA deben incluir estas características a sus programas de desarrollo.

Compañías como Google y Facebook están desarrollando tecnología de IA con un enfoque simple, y que permitan resolver problemas puntuales a corto plazo, como los motores de búsqueda o el reconocimiento facial. Sin embargo, otros científicos como Marcus esperan que la IA asuma roles más complejos que necesitan acciones flexibles y sentido común.

De hecho, Josh Tenenbaum, psicólogo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), dijo a Science que los científicos informáticos desean crear bots para chats que expliquen una noticia en desarrollo, taxis autónomos que se enfrenten al complicado tráfico de la ciudad e incluso robots que cuiden ancianos. En este sentido, se hace más necesario resolver los problemas de configuración en los algoritmos de IA en relación al aprendizaje.

En el artículo se menciona un proyecto que ya ha avanzado en este sentido, que ha recaudado cientos de millones de dólares y que está a cargo del MIT. Su nombre es Intelligence Quest, y apunta a la comprensión de la IA en términos de ingeniería, es decir, que la IA aprenda de forma automática pero también con base en sus instintos.

Para lograr esto, los investigadores explorarán lo que los bebés saben y en qué momento adquieren ciertas habilidades, para luego dar estas lecciones a las máquinas. Sin embargo, Oren Etzioni, CEO del Instituto Allen de Inteligencia Artificial (AL2), en Seattle, afirma que lograr esto es un trabajo que requiere tiempo, ya que aún no han logrado comprender cómo el cerebro procesa el lenguaje, el razonamiento y el conocimiento.

El propósito final, según los entrevistados, es lograr construir una IA que adquiera inteligencia como lo hace un ser humano, que comienza como un bebé y posteriormente aprende. El informe revela que ni siquiera la IA más desarrollada de la actualidad es totalmente confiable, porque puede llegar a confundirse o a tomar decisiones erradas.

Por su parte, Marcus construyó una lista de 10 instintos humanos que según él deberían incluirse en la IA, incluyendo el análisis de costo-beneficio, las nociones de causalidad, las comparaciones y analogías, etc. Él argumenta que los bebés pueden obtener algunas habilidades en cuestión de días, las máquinas pueden hacerlo también.

Referencia: How researchers are teaching AI to learn like a child. Sience – AAAS. Doi:10.1126/science.aau2576.