Temperatura Vehiculo

Existen registros que muestran que en Estados Unidos en los últimos 18 años, entre 30 y 60 niños por año han sucumbido al calor extremo por haberse quedado desatendidos en un vehículo estacionado. En 2017, 42 niños fueron víctimas de muertes por hipertermia vehicular pediátrica (PVH).

Pero esta situación no se limita al país norteamericano. Se reportaron 21 muertes en Brasil entre 2006 y 2015, siete muertes en Francia y Bélgica entre 2007 y 2009 y otras observadas en los Países Bajos, Islandia, Hungría e Israel.

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona y la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, analizaron cómo los diferentes tipos de automóviles se calientan en un día caluroso cuando se exponen a diferentes períodos de luz solar y sombra, y cómo, en un escenario hipotético, podría afectar la temperatura corporal de un niño de 2 años.

Para el estudio, se utilizaron seis vehículos: dos sedanes de tamaño mediano, dos autos económicos y dos minivans idénticos. Durante tres calurosos días de verano con temperaturas que superaban los 100 grados Fahrenheit (37, 7 grados Celsius) en Arizona,  los investigadores trasladaron los autos de la luz solar a la sombra durante diferentes períodos de tiempo durante el día, midiendo la temperatura del aire interior y la temperatura de la superficie en diferentes momentos.

Descubrieron que los vehículos después de permanecer expuestos al sol durante una hora, la temperatura promedio de la cabina de los vehículos alcanzaba los 116 °F (46,6 °C), los tableros tenían un promedio de 157 °F (69,4 °C), los volantes estaban a 127 °F (52,7 °C) y los asientos alcanzaban los 123 °F (50,5 °C).

Al mismo tiempo, un vehículo estacionado una hora a la sombra registró en una temperatura interior promedio de cerca de 100 grados, tableros con un promedio de 118 grados, volantes de 107 grados y asientos 105 grados, demostrando que incluso estacionar un vehículo en la sombra puede ser letal para un niño pequeño.

Utilizando datos para modelar la temperatura corporal hipotética de un niño de dos años, el estudio encontró que un niño atrapado dentro de un automóvil podría sufrir hipertermia si se deja expuesto al sol durante una hora o incluso bajo sombra durante dos horas.

La investigadora Jennifer Vanos, autora principal del estudio y profesora asistente de clima y salud humana en la UC San Diego, comentó: “Esperamos que estos hallazgos se puedan aprovechar para concientizar y prevenir estas situaciones, y que sirvan para la creación y adopción de tecnologías vehiculares que alerten a los padres de no olvidar a los niños.”

Referencia: Evaluating the impact of solar radiation on pediatric heat balance within enclosed, hot vehicles. Temperature, 2018. https://doi.org/10.1080/23328940.2018.1468205