Pico Aves

Desafiando los puntos de vista científicos de larga data sobre la evolución del pico sin dientes de las aves, investigadores de la Universidad de Bonn en Alemania, sugieren que las aves podrían haber perdido sus dientes para acelerar el desarrollo de embriones y reducir el tiempo de incubación de los huevos.

Estudios previos sugirieron que la desaparición de los dientes en la evolución de los dinosaurios, hizo que las aves se volvieran más ligeras y adquirieran la capacidad de volar activamente; según otra hipótesis, la pérdida de dientes y el desarrollo del pico estaban interrelacionados. Otros estudios concluyeron que para las aves los picos eran mejores para ingerir alimentos.

El año pasado se realizó un estudio en el que se analizó embriones de dinosaurios similares a las aves, que fueron encontrados en conchas fosilizadas, y calcularon el tiempo de incubación aproximado de los huevos en diferentes especies de acuerdo con su desarrollo.

Los paleontólogos encontraron que el tiempo de incubación de los huevos en los dinosaurios varió de tres a seis meses, como en muchos reptiles modernos. Esto se debió a la lenta formación dental, que los investigadores analizaron al examinar las líneas de crecimiento en los dientes fosilizados de dos embriones de dinosaurios.

Basados ​​en estos datos, los investigadores sugirieron que las aves podrían haber perdido sus dientes para acelerar el desarrollo de embriones y reducir el tiempo de incubación de los huevos.

En comparación con un período de incubación de varios meses para los huevos de dinosaurio, las aves modernas eclosionan después de unos pocos días o semanas. Esto se debe a que no hay necesidad de esperar a que el embrión desarrolle dientes, un proceso que puede consumir hasta 60 por ciento del tiempo de incubación del huevo.

Un largo tiempo de incubación aumenta la probabilidad de que depredadores, parásitos o desastres naturales atenten contra la supervivencia del huevo, por lo que la reducción del tiempo de desarrollo de los embriones es evolutivamente beneficiosa.

El coautor del estudio, Dr. P. Martin Sander, director del Instituto de Geología, Mineralogía y Paleontología profesor en el Departamento de Paleontología de la Universidad de Bonn, expresó:

“Sugerimos que la selección evolutiva para la pérdida de dientes en las aves fue un efecto secundario de la selección para el crecimiento rápido de embriones y, por lo tanto, una incubación más corta.”

Aunque alegan que su proposición justifica por qué las aves no tienen dientes, los autores del estudio admitieron que su hipótesis no era consistente con la falta de dientes en las tortugas, que aún tienen un largo período de incubación de cuatro meses.

Referencia: The origin of the bird’s beak: new insights from dinosaur incubation periods. Biology Letters, 2018. https://doi.org/10.1098/rsbl.2018.0090