Lenovo Smart Assistant

En un reporte reciente, la fiscalía en China acusó a cuatro sospechosos de haber operado un esquema tipo ponzi, con el cual obtuvieron unos $2 mil millones de dólares.

De acuerdo con Tribunal Popular Supremo, la fiscalía a cargo de la región Hunan detuvo a los sospechosos tras haber incurrido en crímenes de promoción ilegal de si ICO ‘Weika Coin’ –nombre chino del Onecoin– el cual ha estado bajo escrutinio de las autoridades desde hace ya unos meses.

La investigación dio inicio en septiembre del 2017, en la cual más de 98 individuos estuvieron bajo interrogaciones por haber promocionado comercios fraudulentos con criptomonedas alrededor de 20 provincias en China. Muchos de ellos ya han sido sentenciados a un mínimo de cuatro años en prisión, sumado a una fianza que va desde 10.000 o 5 millones de yuan (US$1.565-US$783.000).

Asimismo, las autoridades declararon que aproximadamente 2 millones de inversores se vieron afectados, con un total de pérdidas de US$2 mil millones (15 mil millones de yuan). Hoy en día, tan sólo $266 millones de dólares han sido recuperados.

Huawei anuncia el Nova 5, Nova 5i y Nova 5 Pro en medio de un futuro incierto

Cabe destacar que el esquema promovido por Onecoin ha estado bajo fuertes escrutinios e investigaciones de cuerpos policiales a nivel internacional, tras haber sido denominada como una operación comercial fraudulenta.

Los crímenes se han atendido desde Italia, hasta la India, en donde cientos de sospechosos han huido con los fondos de los inversores participantes.

Con el índice de crímenes incrementando a pasos agigantados, las autoridades a nivel internacionales han estado invirtiendo recursos para establecer un marco legal que frene el escenario actual.

En los últimos meses, China ha promovido una serie de regulaciones, con tendencias restrictivas, en contra del comercio con criptoactivos, en especial ICOs.

No obstante, como lo indicó el estudio del CCTV (China Central Television), durante el primer trimestre del 2018, particularmente después de las regulaciones, los delitos con ICOs fraudulentas ha presenciado un aumento de más del 30%, en comparación a años anteriores.

Más en TekCrispy