En un reporte reciente, la Fiscalía General de Carolina del Sur, EE.UU, le dictó una sentencia de ‘cese y desista’ al startup enfocado en Blockchain ‘ShipChain’ tras haber incumplido las leyes de registro de valores y activos en el estado.

De acuerdo con el fiscal general del estado, la compañía había promocionado oportunidades de inversiones en su plataforma mediante el uso de su token, también patrocinado en encuentros sociales.

En este sentido, las autoridades determinaron:

En todo momento relevante para esta orden, la demandada ShipChain continuamente ofreció oportunidades de inversión en su propia plataforma con el uso de sus tokens, los cuales promocionó entre los residentes de Carolina del Sur a través de su sitio web y en eventos presenciales celebrados en el mismo estado.

Las autoridades también señalaron la falta de la iniciativa de haber formalizado un registro en la Oficina de Valores ni como un operador o corredor.

Por su parte, el startup se autodefine como una plataforma basada en la Blockchain de Ethereum enfocada en la optimización y registro de transacciones de productos enviados por medios marítimos. También afirmó ser parte de la Alianza blockchain de Transporte, dentro de la cual se incluye la compañía FedEx y J.D.com.

Según la orden establecida, la compañía tendrá un máximo de 30 días para solicitar una audiencia, para debatir la procedencia de su token y su denominación como producto financiero no registrado.

De igual forma, de considerarse culpable, la fiscalía le prohibirá realizar transacciones comerciales y “participar en cualquier ámbito de la industria financiera fuera o desde el Estado de Carolina del Sur“.

Desde los recientes ataques por parte de hackers, estafadores y grupos criminales a nivel internacional, las autoridades a nivel global han procurado una serie de normativas encajadas en el marco legislativo presente en cada región, para poner bajo control el desenfreno comercial.