Fraudecryptos

El Comité Nacional de Expertos en Internet de Tecnología de Seguridad Financiera (IFCERT) recien revelaron un reporte que indica que unas 421 criptomonedas, de las cuales 60% son de origen extranjero, son falsas.

El comité, respaldado por el gobierno de China, señaló también que:

En los últimos años, las monedas digitales representadas por bitcoin, litecoin, ethereum, etc. han recibido atención constante. […] Por su parte, algunos delincuentes están involucrados en fraudes financieros o esquemas piramidales escondidos bajo la figura de inversionistas o comerciantes de criptomonedas, lo cual ha causado la pérdida de miles de millones de dólares por parte de accionistas que fueron engañados.

Por otra parte, el comité aseveró que existen tres factores que identifican a las criptomonedas falsas. El primero consiste en que son modelos de esquemas piramidales o impulsan negocios fraudulentos. El segundo factor indica que no tienen una Blockchain propia o están respaldadas en algunas existente, como la de Ethereum, por ejemplo. Finalmente, el tercer factor denota que no son cambiadas en exchanges conocidos o son transadas ilegalmente entre pares de forma exclusiva.

He hecho, “muchas de estas plataformas no tienen locales comerciales ni información comercial, y los servidores a menudo se instalan en el extranjero”, agregó IFCERT.

Muchos estudios ya han probado que con el avance cada vez mayor de las tecnologías y con el mercado inclinándose a tendencias digitales, el índice de comercios fraudulentos y hackers han ido en aumento, especialmente desde fines del último trimestre del 2017.

En semanas anteriores, el Wall Street Journal reveló que unas 271 ICOs, de las 1500 bajo escrutinio, fueron descritas como “fraudulentas o con intenciones engañosas”.

De manera similar, un estudio del primer trimestre del 2018, de ‘Fortinet’, concluyó en que el porcentaje de ataques de cryptojacking aumentó de un 13% a un alarmante 28%, en lo que va de año.

No cabe duda que las nuevas tecnologías hacen más amenos nuestros días; sin embargo, también es cierto que cada vez surgen más organizaciones o individuos dispuestos a tomar provecho de los avances positivos y, en efecto, este escenario está siendo ya planteado por gobernaciones de diversas partes del mundo.