Santander

La naturaleza descentralizada y segura de la tecnología de contabilidad distribuida ha probado su potencial en un sinfín de campos e industrias. Hoy en día, incluso los procesos de votaciones pueden cambiar sus antiguos y lentos procesos con tan sólo un clic.

Este es el escenario de las recientes votaciones durante la junta anual de accionistas en el Banco Santander, en España, en donde finalmente le dijeron sí a lo digital y procesaron los resultados con la ayuda de la Blockchain.

El banco confirmó a fines del mes pasado la hazaña, que constituye “la primera prueba en Blockchain de votaciones en una junta de accionistas”, según comentó un vocero. También “se utilizó la blockchain para generar un registro digital en la sombra del voto utilizado en el modelo de votación tradicional” según enfatizó la entidad en un comunicado.

Con más de 4 millones de accionistas, el modelo tradicional hubiera tomado semanas, en vez de los pocos minutos que tardó gracias a la optimización con la tecnología ledger descentralizada.

Por su parte, el jefe de servicios institucionales de Santader, Luis Antonio Pérez, declaró que:

La tecnología blockchain ha mejorado la eficiencia y la transparencia en el proceso de tabulación de recepción y voto, lo que permitirá cerrar la brecha entre todos en el proceso.

De hecho, en el pasado, muchos inversionistas presentaron quejas en cuanto a la pérdida de votos o sobre la dificultad de votar estando lejos del establecimiento.

Asimismo, el jefe de servicios al cliente, Sigga Sigurdardottirt, agregó que:

Estos avances también nos permitirán crear un cambio en la manera en que atendemos al público y a nuestros clientes frecuentes, agregando valor mediante la habilitación de una mayor cantidad de opciones de dónde escoger.

Otros bancos, como el JP Morgan Chase, también se han unido a las últimas tendencias del mercado digital para optimizar sus transacciones y modelos empresariales con Blockchain. Como comentamos en semanas anteriores, la entidad conocida internacionalmente presentó una patente para optimizar sus transacciones de conciliaciones por medio de una plataforma basada en la Blockchain.