Mosquito

Se estima que a nivel global unas 750.000 personas pierden la vida anualmente a causa de enfermedades transmitidas por mosquitos, haciendo que este pequeño insecto sea una de las mayores amenazas de la salud humana.

La picadura de un mosquito no implica sólo la extracción de sangre; en la misma acción, además de los patógenos que puedan estar transportando, cientos de proteínas presentes en su saliva ingresan al torrente sanguíneo, las cuales provocan una inflamación que, aparte de provocar mucha comezón, también ayuda a que los potenciales virus se multipliquen y se diseminen rápidamente a otras partes de su cuerpo.

De acuerdo una nueva investigación, la saliva del mosquito puede tener efectos más amplios, aumentando la gravedad de cualquier enfermedad que pudiera trasmitir, al causar una respuesta inmune significativa que puede durar días después de una picadura.

Para comprender mejor cómo las proteínas en la saliva del mosquito afectan el sistema inmune, un equipo de científicos del Colegio de Medicina Baylor en Houston, examinó los efectos de las picaduras de mosquitos en las células inmunes humanas.

Para hacer esto, los investigadores injertaron células madre hematopoyéticas humanas en ratones, lo que le otorgó a los roedores algunas características de un sistema inmune humano. Estas características incluyen un conjunto completo de glóbulos blancos humanos, incluidas las llamadas células T, las cuales que combaten las enfermedades.

Posteriormente, los animales fueron expuestos a la picadura cuatro mosquitos, que no estaban infectados con patógeno alguno, y monitorearon el comportamiento de estas células inmunes durante varios días.

El equipo descubrió que la respuesta inmune duró hasta 7 días después de la picadura, la cual fue evidenciada en múltiples tipos de tejidos, incluida la sangre, la piel y la médula ósea. Los investigadores señalan que el hecho de que los efectos se prolongaran por tanto tiempo y provoquen una respuesta inmune tan fuerte, es motivo de preocupación.

La Dra. Rebecca Rico-Hesse, profesora de virología y microbiología en el Colegio de Medicina Baylor y coautora del estudio, expresó:

“Comprender cómo la saliva de mosquito interactúa con el sistema inmunitario humano, no sólo nos ayuda a comprender los mecanismos de la patogénesis de la enfermedad, sino que también abre una ventana que posibilita el desarrollo de nuevos tratamientos”.

Si bien no está claro exactamente cómo se manifiesta este efecto, esta es la primera vez que se realizan mediciones de este tipo y, sin duda, los resultados tendrán importantes implicaciones para el futuro estudio de la saliva de mosquito y su efecto sobre el cuerpo humano.

En última instancia, estos hallazgos podrían conducir al desarrollo de vacunas bloqueadoras de infecciones. Al respecto, los autores del estudio señalan: “Si podemos concebir una vacuna que nos proteja contra los efectos de la saliva de los mosquitos o que bloquee nuestra reacción inmune, entonces podríamos detener las enfermedades trasmitidas por vectores.”

Referencia: Mosquito saliva alone has profound effects on the human immune system. PLOS Neglected Tropical Diseases, 2018. https://doi.org/10.1371/journal.pntd.0006439