Pasta Dental

Uno de los obstáculos clínicos más importantes en la fibrosis quística (FQ), una enfermedad genética progresiva potencialmente fatal que causa infecciones pulmonares persistentes y con el tiempo limita la capacidad de respirar, es el fracaso del tratamiento antibiótico debido a las biopelículas que produce, las cuales promueven la formación de una espesa mucosidad en los pulmones, que además de atraer las bacterias, les ofrece protección.

En la actualidad el tratamiento más utilizado para tratar la FQ es el antibiótico tobramicina, pero generalmente no elimina la infección los pulmones. Los pacientes inhalan el fármaco obteniendo una solución limitada; sin embargo, la persistencia de la infección hará que eventualmente se requiera de un trasplante de pulmón.

Sin embargo, la mayoría de los trasplantes no son una opción viable para estos pacientes y los que logran realizar el trasplante ven una tasa de fracaso del 50 por ciento en cinco años. Otro problema es que es uso prolongado de tobramicina puede generar efectos secundarios que incluyen toxicidad renal y pérdida de la audición.

En este contexto, los resultados de una investigación realizada por un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Michigan, muestran que una sustancia antibacteriana común que se encuentra en la pasta de dientes, puede ser un elemento crucial en el combate de la fibrosis quística.

Enfocados en identificar un adyuvante para mejorar la capacidad del antibiótico tobramicina en la erradicación de las células que forman las biopelículas que distinguen la FQ, llamadas Pseudomonas aeruginosa, los investigadores cultivaron y analizaron 6.080 compuestos de cuatro bibliotecas de reutilización de fármacos, encontrando que veinticinco compuestos fueron efectivos, pero uno se destacó entre todos: el triclosán.

El estudio descubrió que cuando el triclosán se combina con el antibiótico tobramicina, destruye hasta en un 99.9 por ciento las células P. aeruginosa, lo que sin duda representa una promisoria alternativa de tratamiento para los pacientes con la enfermedad.

Debido a sus propiedades antibacterianas, el triclosán se ha utilizado en la elaboración de jabones, maquillaje y otros productos comerciales, por más de cuatro décadas. Sin embargo, recientemente, la FDA decidió limitar su uso debido a la preocupación de que se estaba utilizando en exceso, lo que incrementa las posibilidades de crear resistencia a la sustancia.

El Dr. Michael M. Maiden, profesor en el Departamento de Microbiología y Genética Molecular de la Universidad Estatal de Michigan y coautor de la investigación, manifestó:

“Nuestro hallazgo acerca del triclosán brinda a los médicos otra posible opción y les permite utilizar significativamente menos tobramicina en el tratamiento de la fibrosis quística.”

Pero, aclaran los investigadores, cepillarse los dientes con una pasta de dientes que contenga triclosán no ayudará a tratar las infecciones pulmonares.

Los autores del estudio se encuentran trabajando para que se apruebe esta potencial terapia a fin de ofrecer una nueva opción de tratamiento para pacientes con FQ, así como para tratar otras infecciones por biopelículas que ahora son intratables.

Referencia: Triclosan is an aminoglycoside adjuvant for the eradication of Pseudomonas aeruginosa biofilms. Antimicrobial Agents and Chemotherapy, 2018. https://doi.org/10.1128/AAC.00146-18