Facial Recognition Bored Chinese Student
Pay attention. You're being watched.(Reuters/Bobby Yip)

El Reconocimiento Facial ya se está implementando con mayor frecuencia en diferentes ámbitos, China es uno de los países pioneros en esta tecnología, ya que no solo la implementan como herramienta de seguridad para detectar sospechosos en lugares concurridos, o las mencionadas gafas inteligentes usadas en el tren de la ciudad de Zhengzhou como método de vigilancia.

Ahora, este país encontró una nueva aplicación para esta tecnología, aunque para muchos resultará invasiva, pues no solo la usan como mecanismo de medición social usando el principio “una vez indigno de confianza, siempre restringido”, ya que ahora lo implementarán en los colegios con el fin de determinar si un alumno está prestando atención en clase o no.

De acuerdo con Engadget,  la Escuela Secundaria Number 11 de Hangzhou instaló tres cámaras sobre la pizarra de un salon de clases, para monitorear gracias al Reconocimiento Facial a los alumnos que están distraídos.

El sistema de Reconocimiento Facial es capaz de detectar siete expresiones diferentes, feliz, triste, decepcionado, enfadado, asustado, sorprendido y neutral que servirán para detectar si los estudiantes están enfocados en sus lecciones, en caso de que no sea así, el sistema notificará al profesor para que este tome medidas pertinentes (Esperemos que no haya un borrador cerca).

Según la fuente, el director del Colegio afirma que “marcará” a los niños que presten atención con un “Sobresaliente” (A), mientras que aquellos distraídos tendrán que conformarse con una (B).

Esto ha generado grandes críticas naturalmente, pero el director de la escuela, dijo a Hangzhou.com que cree que el sistema impulsará los estándares educativos. “Es lo mismo que tener maestros con un asistente, para mejorar la calidad de la enseñanza.” Y continuó:  “Algunos han dicho que puede infringir la privacidad de los estudiantes, pero solo registra los movimientos de los estudiantes, en lugar de filmar actividades en clase”.

Tal vez no sea tan invasivo, pero sin duda representa una presión para los niños, pues uno de ellos confiesa: “no me atrevo a distraerme … Es como si un par de ojos misteriosos me miraran constantemente “.

Más en TekCrispy