La nueva serie de ‘El Señor de los Anillos’ podría contar la historia de la juventud de Aragorn, antes de convertirse en el Rey de Gondor. El programa de televisión será producido por Amazon Studios y se estima que su estreno sea a finales de 2019.

En 2017, Amazon  firmó un contrato por derechos de 250 millones de dólares por la producción de la serie y se realizará en conjunto con HarperCollins, la editorial que publica los libros de J.R.R. Tolkien, y New Line Cinema, una división de Warner Bros. Al estudio se le asignará un presupuesto de mil millones de dólares, marcando así el presupuesto más costoso en la historia de la televisión.

De acuerdo con una serie de tweets publicados por la cuenta del sitio TheOneRing, la serie no recontará los eventos de la ‘Guerra del Anillo’, sino que estará basada en los apéndices del libro. Mencionan que esto es una gran ventaja por la capacidad de storytelling de Tolkien, trayendo a colación que solamente el ‘Apéndice A’ cubre una gran cantidad de tiempo.

La historia daría pie a la narrativa sobre un joven Aragorn que permitiría trazar sus conexiones con el linaje numenoreano y la fundación de Gondor. Sugieren que la historia podría contarse a través de flashbacks que muestren lo básico sobre los hombres de Arnor, el reino hermano al norte de Gondor y cómo los sobrevivientes Dúnedain, u hombres del oeste, se convirtieron en una comunidad de guerreros para proteger al norte de las incursiones del rey brujo de Angmar.

Sombras de Guerra eliminará los Cofres de Guerra y las Microtransacciones

Será interesante ver cómo se mostrará la evolución de Aragorn en la historia, dado lo relativo del tiempo en el universo de Tolkien. Aunque gracias a su sangre Dúnedain, que prolonga la vida, le permitió al Rey de Gondor viajar por muchos, muchos años. Es decir, no debería haber inconvenientes con que la historia se agote, y Amazon lo sabe, pues ya prometió la producción de cinco temporadas.

Podríamos esperar que el mismo Peter Jackson se una al proyecto como productor ejecutivo, pues los representantes del director y responsable de llevar el universo Tolkien a la gran pantalla y los de Amazon Studios se encuentran en conversaciones, sin embargo, debemos tomar en cuenta que Jackson demandó a Warner Bros. en 2012 por violaciones de derechos, por lo que es poco probable que las relaciones se restablezcan en un futuro cercano.