Hackers Robo Bancos Mexicanos

Un grupo de hackers sustrajo cerca de 400 millones de pesos de bancos mexicanos, a través de la creación de órdenes de pago fantasmas que permitieron la transferencia de fondos a cuentas falsas desde las cuales se retiró el dinero rápidamente, según fuentes relacionadas con la investigación.

En una entrevista concedida a Bloomberg y publicada el día de ayer, Lorenza Martínez, directora de operaciones del Banco de México, dijo que la institución se concentró en cinco instituciones financieras cuya conexión externa con el sistema de pagos electrónicos del banco central se vio comprometida.

En este sentido, Martínez reveló que los cinco bancos robados trabajan con las autoridades correspondientes para determinar la identidad de los hackers. De momento, no la ejecutiva no se atrevió a revelar los nombres de las empresas afectadas ni el número de delincuentes implicados en el robo.

De acuerdo con El Financiero, una de las instituciones bancarias más afectadas y la única que ha dado detalles sobre el robo es Banorte, cuyas pérdidas se estiman en 150 millones de pesos. Asimismo, se conoció que los clientes de esta institución no se vieron afectados por el ataque.

Microsoft revela que hackers accedieron a algunas cuentas de Outlook.com durante meses

Otra institución a la que hace mención el informe del medio mexicano es BanBajío, cuyas pérdidas ascenderían a los 160 millones de pesos, pese a que el banco ha negado que sufriese un ataque en su sistema.

Los montos sustraídos de las instituciones restantes es menor, y las autoridades realizan las experticias correspondientes para verificar las transacciones que no pudieron ejecutarse el pasado 27 de abril con motivo del ataque informático.

En relación al hackeo en sí, las autoridades afirman que el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) no sufrió ningún ataque, sino que éste se ejecutó mediante el sistema que las instituciones financieras tienen con sus proveedores para realizar la conexión con el SPEI.

Algunos expertos vinculados con las investigaciones han revelado que las cuentas de donde se sustrajeron los fondos están dentro del país, ya que en caso de existir transacciones internacionales, existirían más alertas dentro de los sistemas de cada institución.

Más en TekCrispy