Lo dicen los expertos, todos deberíamos aprender a programar. Y es que, programar a través de cualquier lenguaje es una actividad que nos ayuda a mejorar nuestras capacidades cognitivas, ya que nos motiva a madurar nuestro pensamiento complejo y nos impulsa a ver soluciones en cualquier problema que se nos presente.

Es por eso, que cada vez más vemos aplicaciones, en diferentes plataformas, que nos ofrecen las herramientas necesarias para aprender a programar o al menos los fundamentos básicos de la programación y lo mejor es que lo hacen con el único interés de que existan más programadores capaces de corregir errores o crear nuevas plataformas útiles para la comunidad en general.

Prograte

Una de esas plataformas de ayuda para estudiantes o programadores novatos es Prograte. Es una web app disponible para todo aquel que le interese realmente aprender aspectos importantes de la programación.

La novedad de esta nota es que ahora la podemos descargar en nuestro smartphone, ya sea que usemos iOS o Android, para así ver las lecciones en cualquier momento.

Aprende a programar gratis con los mejores tutoriales y otros recursos

¿Cómo funciona?

Con Prograte podemos aprender los lenguajes de etiquetas HTML y CSS, pero también otros más avanzados como JavaScript, Ruby y Python. Al abrir la app o ver su versión para el navegador, tendremos a nuestra disposición muchas diapositivas que concentran información relevante que nos permitirá tener las nociones necesarias para empezar a crear código.

Si nos interesa seguir usando esta plataforma para aprender desde otro nivel más práctico, Prograte nos brinda la oportunidad de usar su propio entorno de programación. Si lo deseas usar desde el móvil no deberás preocuparte, el diseño de esta app te permitirá programar desde el teclado del teléfono sin problemas.

Así pues, es una manera única de aprender y quizás de iniciar un nuevo emprendimiento: ser programador web o de softwares para desktop, proyectos que siempre son muy bien pagados.

Descarga Prograte para Android o iOS.