Spolier

Los spoilers, la revelación de detalles importantes de la trama de un libro o película, han existido tanto como las películas mismas; sin embargo, en el panorama de la cultura pop actual, las reglas a su alrededor se han vuelto más agresivas que nunca.

Gracias al aumento de los servicios de streaming y las redes sociales, evitar los detalles clave sobre un programa de televisión o una película es más difícil que nunca. Las incorporaciones de estudios como Netflix, Amazon y otros servicios de transmisión, han creado una plataforma de prensa, reproducción y repetición, donde es prácticamente imposible no encontrar spoilers.

Pero de acuerdo a una investigación, los spoilers no debería ser motivo de frustración, pues contrariamente a la creencia popular, conocer partes clave de una historia no arruina la experiencia, de hecho puede aumentar su disfrute.

Para llegar a esa conclusión, un equipo de investigadores reclutó a grupo de sujetos los cuales fueron instruidos de leer cuentos de varios géneros. Un grupo leyó una historia y, al final, calificó cuánto les gustó. El otro grupo hizo exactamente lo mismo, pero los investigadores arruinaron la narración (como si fuera por accidente), dando al grupo una breve introducción en la que se reveló un punto crucial de la historia.

Los investigadores se aseguraron de repetir el experimento con tres géneros diferentes: historias de misterio que contenían un momento de suspenso, historias con giros irónicos o finales sorpresivos, y ficción literaria con resoluciones intensas.

Como resultado, los investigadores encontraron que las personas que recibieron el spoiler disfrutaron de la historia, tanto o más que los otros participantes del estudio.

El investigador Nicholas Christenfeld, profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad de California en San Diego y autor principal del estudio, se refirió a los resultados observados y manifestó: “Los spoilers nos liberan de tener que prestar demasiada atención a la trama, lo que nos permite centrarnos en otros aspectos del libro, película o programa de televisión.”

A modo de ejemplo, los investigadores refieren el caso de una persona que conduce por una vía; la primera vez centra toda la atención en el camino y mientras más veces recorre la misma ruta, mayor será la posibilidad del conductor de mire alrededor, admire la vista y aprecie todos los detalles escénicos del entorno. En otras palabras, es posible obtener una apreciación más rica y profunda de la escena completa en las visitas posteriores.

Independientemente de los resultados de esta investigación, sigue vigente la premisa de que los beneficios o perjuicios de los spoilers son subjetivos a las preferencias y expectativas personales.

Todas las personas saben mejor que nadie cómo disfrutan mejor las historias. Si bien una persona puede descubrir que conocer spoilers les ayuda a disfrutar de las películas, otros quizás no quieran conocer de manera anticipada detalle alguno antes de disfrutar de la obra.

Referencia: Story Spoilers Don’t Spoil Stories. Psychological Science, 2011. https://doi.org/10.1177/0956797611417007

Más en TekCrispy