Empleados Renuncian Google Pentagono

Hace un mes aproximadamente, al menos 3,000 empleados del gigante tecnológico Google decidieron firmar un documento donde sugieren a la compañía dejar de colaborar con el Pentágono en el desarrollo de Inteligencia Artificial (IA) y drones.

Esta colaboración forma parte de un controvertido programa militar, llamado Proyecto Maven, que busca acelerar el análisis de secuencias de drones mediante la clasificación automática de imágenes de objetos y personas.

Ahora, más de 12 empleados han decidido abandonar sus cargos en Google por la participación continua de la compañía en este programa. Según un informe de Gizmodo, las preocupaciones de los ahora ex empleados de la compañía radican en el uso poco ético de la IA y los drones en la guerra, algo que podría traerle consecuencias negativas para la empresa en relación a confianza del usuario de sus productos.

Según la publicación, los profesionales aseguran que los ejecutivos de Google han perdido transparencia con respecto a sus recientes decisiones comerciales, y dejan un espacio inexistente a las propuestas que alguna vez han hecho los empleados con respecto a este tema.

Con respecto al Proyecto Maven, los ex empleados afirman que son las personas y no la IA las que deben estar a cargo del trabajo sensible y letal que representa la clasificación de imágenes recopiladas por drones en práctica militares, y que Google no debe involucrarse de ninguna forma con ello. Uno de los empleados que mostró su renuncia a la empresa afirmó:

Durante los últimos meses, he estado cada vez menos impresionado con la respuesta y la forma en que las preocupaciones de las personas son consideradas y escuchadas (…) Me di cuenta de que si no puedo recomendar que la gente se una, ¿Por qué sigo aquí?

En la carta abierta, dirigida a los principales ejecutivos de Google, los especialistas y académicos de IA, reiteran su petición a la compañía de que abandone Maven debido a las consecuencias de ello en el futuro. Ellos creen que a medida que los agentes militares vean que los algoritmos de aprendizaje automático reconozcan eficazmente los objetos, se verán tentados a eliminar los supervisores humanos para este tipo de sistemas.

Nokia 2.2, el smartphone de 112 dólares que llega con Google Assistant

Asimismo, manifiestan su preocupación por lo cerca que está el sector militar de autorizar el uso de drones asesinos autónomos, lo que sugiere una acción ética de emergencia para evaluar quiénes serían los más beneficiados y perjudicados con estas medidas.

Muchos expertos han criticado el uso de la Inteligencia Artificial en el desarrollo armamentista de los países más poderosos del mundo, como Elon Musk, presidente de Tesla Motors y SpaceX, y el fallecido físico Stephen Hawking.

De hecho, Musk, junto a más de 100 científicos de 26 países, firmaron un documento enviado a la ONU (Organización de Naciones Unidas) donde se solicita que la institución prohíba el desarrollo y uso de las armas robóticas basadas en IA.

Más en TekCrispy