Incrementar Inteligencia

Definir la palabra inteligencia nunca deja de provocar un debate. No importa que haya múltiples formas de definir la inteligencia; la verdad es que hay inteligencias múltiples  y la noción de asignar un número simple a algo tan complejo es un límite absurdo.

Las definiciones previas de inteligencia resultan son demasiado limitadas porque se basan únicamente en una medición del resultado de una prueba de cociente intelectual. Una propuesta más renovada y acorde presentada por el psicólogo Robert J. Sternberg defina la inteligencia como: “la capacidad de adquirir e implementar conocimiento innato y obtenible en tres dominios: analítico, creativo y práctico”.

Por décadas se pensó que la inteligencia era fija e inmutable; sin embargo, desde que se evidenció la neuroplasticidad, capacidad de desarrollar nuevas conexiones neuronales, esa premisa cambió para siempre.

Este proceso dinámico nos permite aprender y adaptarnos a diferentes experiencias. En otras palabras, podemos volvernos más inteligentes con el entorno y conocimiento adecuados, y de acuerdo a la ciencia, estas son las maneras de incrementar la inteligencia.

1.- Realizar ejercicio físico regularmente: esto mejora el flujo sanguíneo y la oxigenación en el cerebro, y una buena salud general promueve una buena salud mental.

2.- Leer: preferiblemente sobre una variedad de temas como arte, ciencia, historia y más. Estudios muestran que la lectura regular aumenta la materia blanca del cerebro y acelera la capacidad del cerebro para procesar la información.

3.- Dormir lo suficiente: se ha demostrado que la falta de sueño puede afectar la función mental en las áreas de alerta, capacidad de concentración, memoria a corto y largo plazo, resolución de problemas, agudeza visual y auditiva y más. El sueño, y especialmente la combinación correcta de sueño profundo y REM, es vital para mantener una buena salud mental.

4.- Exponer regularmente el cerebro a nuevos desafíos de aprendizaje: aprender un nuevo idioma o cómo tocar un instrumento musical, promoverá la plasticidad mental y la versatilidad. Aunque los mecanismos exactos implicados en  mejorar el rendimiento cognitivo a través de la práctica repetida siguen siendo un área activa de estudio, no hay duda de que la práctica juega un papel crucial en el aprendizaje de nuevas habilidades. En este punto, resolver crucigramas y sudokus o jugar un juego de computadora mentalmente desafiante, pueden ser ejercicios de gran provecho.

5.- Consumir alimentos estimulantes del cerebro: aunque a muchos este consejo no le genere ninguna emoción, es vital; los alimentos tienen una marcada influencia en los niveles de inteligencia. Los ácidos grasos ricos en omega 3 contenidos en el aceite de pescado, los complejos de vitamina B y los alimentos antioxidantes, son cruciales para la función cerebral, mejoran la memoria y el estado de ánimo, y ofrecen un impulso a la agudeza mental y el estado de alerta.

Referencias:

1.- Physical activity and cognitive health. Alzheimer & Dementia, 2007. https://doi.org/10.1016/j.jalz.2007.01.009

2.- Does Reading Make You Smarter? Literacy and the Development of Verbal Intelligence. Advances in Child Development and Behavior, 1993. https://doi.org/10.1016/S0065-2407(08)60302-X

3.- Association between sleep duration and intelligence scores in healthy children. APA PsycNET, 2010. http://dx.doi.org/10.1037/a0019679

Más en TekCrispy